Espiritualidad

El maíz en Panamá: 500 años o más

En el marco de la celebración de los 500 años de fundación de la Ciudad de Panamá, El Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI) y el Patronato de Panamá Viejo presentan hasta el 25 de noviembre en el Centro de Visitantes de Panamá Viejo la exhibición “El Maíz en Panamá”: 500 Años y Más”.

Según Julieta de Arango, Directora Ejecutiva del Patronato de Panamá Viejo, el Smithsonian creó esta exposición “para homenajear un poco a esa planta que nos ha acompañado desde casi ocho mil años, el maíz, que fue fundamental en la dieta prehispánica, pero también en la colonial y cuya influencia se extiende hasta estos momentos, siendo parte de la cocina diaria del panameño y que inclusive los nuevos chefs han adoptado y dado nuevos usos, nuevos sabores.

“Se dice que la cultura del maíz es de América y en efecto el maíz fue un plato fundamental en la época prehispánica, en la colonial y costó un poco más que la asimilaran los españoles, quienes estaban más acostumbrados al trigo, pero finalmente el maíz se abre camino sobre todo ante la carestía del trigo y las harinas, y qué decir en la época moderna, aquí todos comemos maíz, el bollo, la tortilla, el tamal de olla”.

El maíz, plato fundamental y también un bien estratégico “Para el Patronato Panamá Viejo y su Comisión 500 años, era importante sumarse a este esfuerzo para complementar además el discurso narrativo de la exhibición sobre los primeros pobladores del lstmo, donde se puede apreciar entre otros, artefactos para moler maíz, pero también es bueno recordar lo que cuenta el Dr. Alfredo Castillero Calvo en su libro sobre Panamá Viejo, que durante la colonia el maíz sufría carestías cíclicas y cuando esto surgía y el país se preparaba para una feria, la situación hacía crisis, porque la cosecha se destinaba casi en su totalidad al consumo del parque mular, ya que las mulas sin una buena alimentación, en base a este grano, no podían funcionar. El esfuerzo físico continuo y extenuante que demandaba el cruce del istmo para estas mulas, transportando la plata procedente del Perú hasta Portobelo y trayendo las mercancías que llegaban con la flota hacia Panamá, solo podía realizarse con una alimentación basada en una fuente de energía como el maíz. De esta manera el maíz se convierte en un bien estratégico ya que su falta podía paralizar el sistema comercial más importante del nuevo mundo.

La exposición está basada principalmente en estudios del Instituto Smithsonian . En el acto de inauguración, a nombre del Smithsonian, Ginette Dutari señaló que la exposición es un recorrido que parte desde el origen del maíz en México, donde fue domesticado hace más de ocho mil setecientos años y aunque el maíz moderno y su ancestro salvaje el teocintle se vean muy diferentes, genéticamente se ha comprobado que son la misma especie”.

Artículo anterior

Lo que le está pasando a nuestra casa

Siguiente artículo

Abejas cuidan la casa común