editorial

El Papa Francisco y la protección legal a homosexuales

Las expresiones del Papa Francisco en favor de la protección legal a las parejas homosexuales han causado revuelo en el mundo, de manera especial en la prensa llamada “liberal”, que hace lobby a lo que se ha dado por denominar “matrimonio gay”, y que está resaltando ciertos aspectos de lo dicho por el Santo Padre, al tiempo que saca de contexto y hasta desfigura otras partes de su pensamiento.

Algo primordial que hay que anotar, es que el Sumo Pontífice en ningún momento propone que se equipare la convivencia de dos personas homosexuales al matrimonio católico.

Lo que ha hecho el Papa es mostrarse favorable a que las parejas homosexuales tengan algún tipo de cobertura legal, que es lo mismo que expresó monseñor Rafael Valdivieso Miranda, obispo de Chitré y presidente de la Conferencia Episcopal Panameña, CEP.

El Santo Padre anima a respetar las decisiones individuales, y a dejar claro que todas las personas tienen igual dignidad.

Ante la pregunta sobre si un homosexual puede llevar a sus hijos a la Iglesia, la respuesta de Francisco es esta: «Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente».

Recomendamos no avanzar más allá de estos puntos marcados por el Santo Padre. La febril imaginación de algunos podría hacer caer en la tentación de poner palabras en su boca y, peor aún, esparcir polvos que luego provocarán un desagradable lodazal.

Artículo anterior

Una ventana entre la vida y la Biblia – los esclavos

Siguiente artículo

¿Iremos de un mundo cerrado hacia el amor social?