Actualidad

Espacios formativos de catequesis en FETV y Radio Hogar

Ser creativos y aprovechar los recursos, que se tienen, es el desafío que presentan los nuevos programas de formación catequética para los niños, jóvenes y adultos, que se ha propuesto producir el Departamento de Catequesis de la Arquidiócesis de Panamá. Todo esto con el apoyo de catequistas, de las distintas parroquias, que asumieron el reto de pasar de los salones parroquiales a los estudios de grabación.

Estos programas de formación, en televisión y radio, dirigidos a quienes no tienen acceso a internet ni a los medios digitales, se enmarcan en los mismos lineamientos del Departamento de Catequesis para la catequesis virtual, en este tiempo de pandemia, entre lo que se indica “que el sacramento, en este momento, no sería la finalidad inmediata, sino realizar un proceso que vaya preparando hacia ello. De esta manera, tendría que haber un seguimiento de cada catequizando para mirar su avance en esta formación”.

Los programas de formación, en televisión y radio siguen los contenidos de las catequesis oficiales de la Arquidiócesis y deben ser contextualizados en estos momentos de pandemia. La catequesis que se brinde tiene que encarnarse en la realidad que se vive.

Es una alternativa a quienes no pueden estar en las plataformas digitales.

 

 “Sábados y domingos de catequesis”

Estos espacios de catequesis, en FETV y Radio Hogar, tienen una duración de 30 minutos, donde se presentará de forma sintética un tema, de tal manera que los catequizando y catequistas puedan tener claro los objetivos que se buscan en esa temática. Después, durante la semana, el catequista junto a sus catequizandos podrá ahondar más en lo que se vio en televisión y escuchó, y así provocar el intercambio de ideas o experiencias.

Inscripción de las parroquias

Las parroquias que no cuenten con una plataforma digital, para llevar a cabo una catequesis a nivel virtual, pueden trabajar con las catequesis que se presentan en televisión y radio, para no perder el contacto con sus catequizandos.

Cada parroquia que decida acogerse a esta propuesta formativa en  televisón y radio, deberá de manera formal inscribirse o notificar al Departamento de Catequesis.

El niño (acompañado de un responsable), joven o adulto, que participe de estas catequesis programadas, debe contar con el acompañamiento del catequista, quien tendrá la responsabilidad de compartir experiencias con ellos, (a través de whatsApp, por ejemplo).

El Departamento de Catequesis responde a una necesidad formativa, en medio de la pandemia, con estos programas.

 

Al normalizarse, la situación deberá pasar por un proceso de evaluación que avalará si realmente el catequizando es apto para recibir los sacramentos.

El arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, al referirse a esta experiencia nueva, destacó que no debemos replicar la experiencia de una escuela, hemos de “reeducarnos y comprender el medio para poder utilizarlo adecuadamente”. 

“Debemos recordar que toda catequesis sacramental siempre será una experiencia de comunidad. La comunidad es una de las metas de la catequesis. Sin comunidad cristiana no tiene sentido la preparación a los sacramentos. Es importante saber que la realidad virtual no reemplaza la comunidad. Por este motivo, el fundamento de lo que se propone a continuación, no es limitarnos a brindar unas catequesis con el solo propósito de llegar a celebrar unos sacramentos”, concluyó Monseñor Ulloa. 

Artículo anterior

El Higuerón o el porqué de mi bautismo a los 29 días de nacido.

Siguiente artículo

Que la rutina no se instale en tu relación de pareja