ChitréDiócesis

Estudiantes dejan su huella en comunidad

El II Campamento Misión Inter­Universitario, se llevó a cabo en la comunidad de San José de la diócesis de Veraguas, en la pa­rroquia San Juan Pablo II, cuyo párroco es el padre Marcelino González, realizado del 4 al 7 de abril.

Acudieron 23 participantes, en­tre sacerdotes y estudiantes uni­versitarios; esta iniciativa busca la integración y vivencia pasto­ral y es una acción conjunta de todas las capellanías universita­rias a nivel nacional, avalada por los sacerdotes, en conjunto con Monseñor Pablo Varela Server.

La experiencia de misión ini­ció con la inducción de temas: el Kerygma, el amor de Dios, el pecado, y la salvación, que fueron tratados con los jóvenes que madrugaban cada día para hacer oración, desayunaban y luego pasaban a realizar visitas a las comunidades donde com­partían.

En las comunidades se encon­traban con niños, jóvenes y adul­tos para darles temas, y en las escuelas en las mañanas ofrecian atención a los niños, en la noche en la parroquia participaron de la eucaristía y hora santa; luego de un compartir donde inter­cambiaron ideas, compartieron la vida, fue sin duda una experiencia muy hermosa.

Este año participaron los sacer­dotes, padre Marcelino Gonzá­lez, párroco de San Juan Pablo II, el padre Adonaí Cortéz capellán de la Universidad Santa María la Antigua, padre David Tron­coso capellán de la Universidad Autónoma de Chiriquí, el padre Rafael Siu de la Universidad de Panamá, el padre Justo Rivas capellán de la Universidad Tec­nológica de Panamá, y el padre Roderick Rodríguez de la dióce­sis de Chitré.

Lissette Villarreal, estudian­te de la USMA, señaló que las experiencias de vida relatadas de parte de cada hermano de la comunidad, le dieron el empuje para seguir caminando con Je­sús.

Participaron estudiantes de la USMA, UNACHI, Universidad Interamericana de Panamá, UTP Panamá y Veraguas, además de la Universidad de Panamá.

Artículo anterior

La Sinodalidad de la Iglesia

Siguiente artículo

Pastoral estudiantil transforma vidas