editorial

Figura paterna, pilar de la familia

El pilar central de la familia, símbolo de autoridad y respeto, es sin duda el padre, así como la madre es fuente del amor, sacrificio y la ternura. Juntos dan el marco y esencia al hogar. Esa constitución familiar, según nuestra doctrina y la ciencia social, es el ideal para que las personas se desarrollen y se realicen libres de situaciones que, en la adultez, las hagan vulnerables a los problemas sicológicos y afectivos que dan al traste con su autoestima y su identidad propia.

Nuestro país padece el mal social del hogar incompleto, en el que la ausencia de la figura paterna perjudica el normal desarrollo de los niños y niñas panameños. Las uniones de hecho, el incremento de los divorcios, y la procreación sin que medie el estado conyugal, y mucho menos el matrimonial, es un hecho sobre el que se habla mucho, y se hace menos.

Al celebrar otro día del padre, y en el marco de la celebración de la semana de la familia, urge reflexionar sobre la situación que vive la mayoría de nuestra población. Dios quiere que el hombre nazca, crezca y viva dentro de una familia. Así lo quiso para su Hijo Único, nuestro Salvador Jesucristo, junto a José y María, y con eso nos dio el ejemplo que hemos de seguir los que en Él creemos.

Defender la familia, promoverla, y protegerla es nuestra tarea fundamental como creyentes y ciudadanos. Desde nuestra fe, porque es la Iglesia Doméstica y Santuario de la Vida; desde la ciudadanía, porque el estado panameño lo tiene como uno de sus fundamentos. Asumamos, pues, esta doble responsabilidad, para nuestro bien, el de la Iglesia, y el de la Nación.

Artículo anterior

El Culto Eucarístico

Siguiente artículo

“Defender y valorar la familia”, exhortó el Arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, OSA.