Actualidad

Generosidad para colecta del Óbolo de San Pedro

El Óbolo de San Pedro es una ayuda económica que los fieles ofrecen al Santo Padre, como apoyo a las múltiples necesidades de la Iglesia universal y las obras de caridad en favor de los más necesitados.

Redacción

La Jornada para la Caridad del Papa se realiza cada 29 de junio, o el domingo más próximo a la solemnidad de San Pedro y San Pablo. Este año será este domingo 27 de junio.

El vicario del Papa, para la Diócesis de Roma, Cardenal Angelo de Donatis, lanzó un llamado para participar con generosidad a la colecta de la Jornada de la Caridad del Papa.

En una carta escrita a finales de mayo, el Cardenal italiano solicitó contribuir con generosidad “a las muchas obras de caridad que el Santo Padre lleva a cabo en todo el mundo, acudiendo en ayuda de los afligidos por la pobreza”.

Sobre la tradicional Jornada, el Purpurado señaló que cuenta con una historia “antigua” porque tiene “raíces evangélicas” y recordó que “los primeros cristianos que se reunían en torno a los apóstoles ponían en común sus recursos para atender las necesidades de sus hermanos más débiles y necesitados”.

Ayer como hoy
  • Tiene raíces evangélicas. Los primeros cristianos que se reunían, en torno a los apóstoles, ponían en común sus recursos para atender las necesidades de sus hermanos.
  • Óbolo. Cuenta con una historia “moderna”. Fue regulado por Pío IX, después de que la Santa Sede se encontrara en estado de especial debilidad y vulnerabilidad material.
  • La Iglesia panameña anima a fieles expresar afecto al Santo Padre, manifestado especialmente en la oración, y ayudar a muchas personas vulnerables en el mundo.

Asimismo, el Cardenal De Donatis agregó que también cuenta con una historia “moderna” porque el Óbolo de San Pedro, como es conocido en la actualidad, “fue regulado por el Beato Pío IX, después de que la Santa Sede se encontrara en un estado de especial debilidad y vulnerabilidad material, como consecuencia del fin de los Estados Pontificios”.

De este modo, concluyó que “en todas las Iglesias del mundo, cada fiel está invitado a ofrecer su contribución, pequeña o grande, según su disponibilidad personal y generosidad, a favor del Papa”.

Destino de los donativos

LO SOCIAL. La generosidad es la marca distintiva del Santo Padre.

Los donativos de los fieles al Santo Padre se emplean en obras misioneras, iniciativas humanitarias y de promoción social, así como también en sostener las actividades de la Santa Sede.

El Papa, como Pastor de toda la Iglesia, se preocupa también de las necesidades materiales de diócesis pobres, institutos religiosos y fieles en dificultad (pobres, niños, ancianos, marginados, víctimas de guerra y desastres naturales ; ayudas particulares a Obispos o Diócesis necesitadas, para la educación católica, a prófugos y emigrantes, etc.).

El año pasado, la pandemia de coronavirus había forzado al Papa Francisco a posponer una campaña anual de recaudación de fondos, entre los católicos de todo el mundo, para ayudarle a desempeñar su ministerio.

La Iglesia panameña anima al Pueblo de Dios expresar el afecto hacia el Santo Padre manifestado especialmente en la oración, y demostrar que juntos, aún en momentos de dificultad como los actuales, desde nobles esfuerzos podemos ayudar a muchas personas vulnerables, en distintos lugares del mundo.

Artículo anterior

No hay tregua en esta batalla por la Vida

Siguiente artículo

Peregrinos de Panamá realizan encuentro para compartir experiencias