ActualidadDavidDiócesis

Gran incidencia de casos de VIH

A raíz de la gran incidencia de casos con VIH en el país y en particular, en la provincia de Chiriquí y el área comarcal, la Diócesis de David, a través de la Pastoral Social Caritas, desde hace ocho años apoya a los pacientes con este virus, a través del Comedor Jesús Vida para Todos, que les brinda alimentos gratuitos, dos veces por semana (martes y jueves).

“En el comedor de la Pastoral Social se atiende a aquellos pacientes que van a retirar medicamentos en la Clínica TARV (de tratamiento anti-retroviral) del MINSA, localizada en el antiguo Hospital José Domingo de Obaldía.

Además de proporcionar alimentos, Caritas da un estipendio económico, como aporte, al personal que se encarga de la preparación de los alimentos en el comedor y colabora con el pasaje de algunos pacientes de

áreas alejadas, que no tienen recursos para su movilización”; nos comentó el señor Xiegdel Candanedo –Coordinador de Pastoral Social Caritas de la Diócesis de David. Se brinda alimentos a un promedio de 200 pacientes por mes, en el comedor.

El Dr. Pablo Acosta, Jefe Regional de Epidemiología del MINSA, nos comenta que ellos atienden pacientes de Chiriquí, la comarca e incluso de otras provincia (Bocas Del Toro, Veraguas, Penonomé). El costo de la terapia más económica oscila entre $70.00 y $100.00 mensuales por paciente.

El equipo de atención está compuesto por 11 personas (médicos – infectólogo-, enfermeras, auxiliares de enfermería, laboratoristas especialistas en VIH, psicólogos, trabajadores sociales).

El MINSA tiene registrado 1,971 personas afectadas, de los cuales hay 592 defunciones, 1,168 personas vivas y 1,115 están siendo atendidos en la clínica (estos están en tratamiento). “Inicialmente teníamos un promedio de pacientes afectados con 35 años de edad; ahora, la media de pacientes afectados está entre 18 a 23 años y hay 4 hombres afectados, por cada mujer”. El estado ofrece este tratamiento completamente gratis a los pacientes asegurados y no asegurados, dijo el Dr. Pablo Acosta.

Es importante que las personas tomen conciencia sobre el aumento que se ha dado de casos y que se tomen medidas de prevención para evitar el contagio, pero además, que conozcan que “con el tratamiento permanente, el virus se puede hacer circulante –indetectable- y esa es la aspiración que se tiene con los pacientes”, nos comenta el Dr. Acosta.

Artículo anterior

Evitemos la presión social en estas fiestas navideñas

Siguiente artículo

Cuando la verdadera vocación es un gran ejemplo