ActualidadDiócesisPanamá

Iper ofrece una alternativa a los rezagados de la educación

Es sabido que la edad no es impedimento para estudiar. Germana y Paula Hernández son dos hermanas de 38 y 40 años, respectivamente, de la comunidad La Cabuya, Ocú, Provincia de Herrera. Acaban de cumplir su anhelado sueño: tener su bachillerato.

«Continuar los estudios estaba pendiente en nuestras vidas», dijo Germana. La situación económica y la lejanía de los centros de estudios se los impedía a ambas. 

Escucharon del programa de educación a distancia del Instituto Panameño de Educación por Radio (IPER), se inscribieron juntas y con mucho sacrifico iniciaron sus estudios desde séptimo grado.

El pasado sábado 8 de febrero recibieron el diploma de Bachiller en Comercio con énfasis en Pequeña y Mediana Empresa. Antes debieron hacer 6 trimestres de premedia para graduarse de Premedia (educación básica general).

“La ventaja de los egresados de bachiller es que salen también con un plan de negocio calificado”, resalta la Directora Ejecutiva del IPER, Brenda Pitti Jované.

La mayoría de los estudiantes que entran a este programa de educación a distancia, tienen una realidad común, la situación de pobreza les había obligado abandonar la Educación Básica para ayudar a la entrada económica de sus hogares, reconoce la irectora que lleva ya 9 años al frente del IPER.

El sábado 8 de febrero, en el Salón Parroquial de la Iglesia Nuestra Señora del Rosario en la ciudad de Chitré, 71 participantes recibieron sus certificados y diplomas de manos de las autoridades del MEDUCA y del IPER.

Graduaciones

En todo el país, otras 348 personas recibirán durante el mes de febrero, sus certificados de terminación de estudios de Pre-Media, gracias al legado de Padre Fernando Guardia Jaén, s.j. (qepd), su misión sigue cumpliéndose a través de una Junta Directiva comprometida y con la Guía Espiritual del Padre José María Andrés, s.j., y de todo un equipo de colaboradores, voluntarios, y donantes.

El referido programa cuenta con una matrícula acumulada de 68,743 cupos trimestrales entre jóvenes y adultos, desde sus inicios en el 2001 a la fecha, y ha entregado igual cantidad de textos, informó la Directora Ejecutiva del IPER, Brenda Pitti Jované.

Para la familia IPER, es un gran logro haber graduado en estos casi 19 años, a 4 mil 11 personas del nivel de Pre-media y 810 en Bachiller en Comercio con énfasis en Pequeña y Mediana Empresa, que en su mayoría son de escasos recursos y de áreas de difícil acceso, que por diferentes circunstancias, no pudieron culminar su educación básica. Adicionalmente, 843 personas culminaron la fase Alfabetización y 2,898 la etapa de Primaria.

Este programa cuenta con el apoyo de 300 voluntarios en todo el país, jubilados, profesionales, estudiantes universitarios, técnicos y personas con deseos de ayudar.

Artículo anterior

Nuevo centro de recuperación para tratar adicciones

Siguiente artículo

Nuevo año escolar, retos y desafíos