DiócesisPrelatura de Bocas del Toro

Jornada de oración y retiro espiritual

Preparándose para los fuertes días de la Semana Mayor, los fieles de la comunidad parroquial del templo Sagrado Corazón de Jesús en El Empalme, participaron en días pasados de una jornada de oración y un retiro espiritual.

“Los amó hasta el extremo”, fue el lema bajo el cual se desarrolló esta dinámica, que nace como parte del itinerario hacia la luz pascual en la que se nos exhorta a tomar un tiempo de reflexión y preparación para vivir con fe este tiempo en el que se conmemoró la  Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

La actividad dio inicio a las 8:30 de la mañana en la Capilla Divina Misericordia, de la comunidad de Charagre, dirigida por el padre Bartolomeu Blaj,  quien felicitó a la pastoral juvenil ”Caminando con Jesús”,  por su muestra de seguir fieles a Jesús y tomarse este tiempo en serio.

El encuentro arrancó  con un momento de Lectio Divina, reflexión personal y cantos de alabanza al Señor, escuchando fragmentos de la palabra de Dios que a la luz de la fe,  ilumina el camino, permitiendo abrirnos, y renovar a cada momento nuestro ser interior, contribuyendo a formarnos y edificar una vida en Cristo.

Acto seguido se continuó con el Santo Vía Crucis, momento de oración y meditación con la participación de los jóvenes y fieles de la comunidad; culminando el recorrido, se celebró la Eucaristía a las 10:00 de la mañana.

Tras esta vivencia se continuó en horas de la tarde con una jornada de reflexión en la que se trató el tema central  “La Oración”, y se reflexionó sobre cómo ésta se convierte en esa comunicación directa con Dios, en el silencio de cada día,  y cómo nos permite renovarnos interiormente, concediendo esa paz que muchas veces necesitamos.

Se profundizó en la oración de petición, de intercesión, de arrepentimiento, agradecimiento, entrega, alabanza y adoración.

Fue un momento especial de encuentro con Dios y meditación personal, en el que se interiorizó  en el Evangelio y se exhortó a  la oración como parte de nuestro vivir cotidiano.

Llegada la hora de almuerzo,  los presentes degustaron de un rico Sancocho Bocatoreño, plato típico de la región, culminando este encuentro a las 4:00  de la tarde, con el Santo Rosario a nuestra madre María, animados con el dinamismo pastoral de los jóvenes, y un período de confesiones para los presentes, en el que los fieles sintieron la necesidad de  un acercamiento y reconciliación con nuestro padre celestial.

Artículo anterior

Papa acepta renuncia de obispos auxiliares

Siguiente artículo

El deber ciudadano de votar