ActualidadChitréDiócesis

José María Correoso Catalán, un prócer desconocido

En La Villa de Los Santos el 10 de noviembre de 1821, el cabildo santeño presidido por Julián Chávez convoca a sus miembros para deliberar sobre la situación política existente. El acta redactada este mismo día destaca la presencia en dicha reunión del Dr José María Correoso Catalán, quien fue convocado al igual que “muchos vecinos a quienes manifestó dicho señor presidente el voto general del pueblo para separarse de la dominación española”.

La invitación que le hace el presidente del ayuntamiento al cura párroco y la presencia de éste en la sala de sesiones, nos hace pensar que el grupo dirigente del grito santeño conocía muy bien las ideas con la que comulgaba el presbítero Correoso, por ello fue invitado, no solo como la autoridad eclesiástica que era, sino por conocer de antemano los principios ideológicos con que se identificaba, ya que lo ligaban estrechos vínculos con los próceres santeños de 1821.

Prueba de ello es que el 4 de julio de 1817 el Dr José María Correoso, sirve de padrino de la párvula, Juana Bautista, hija legítima del prócer santeño, don Salvador del Castillo y doña Antonia Franco. Igualmente, el 10 de julio de 1820, presenció las nupcias del entonces capitán don Segundo de Villarreal y doña Juana Bautista Angulo Correa.

Pero, ¿quién era este religioso?

Era natural de la ciudad de Panamá, hijo de Teresa Aizpuru Lacalle, natural también de Panamá y por esos años vecina de la heróica y libre ciudad de Los Santos, donde falleció el 28 de marzo de 1822. Por el apellido podemos deducir que pertenecía a una familia de raigambre colonial.

La actuación sobresaliente del sacerdote se dio el 10 de noviembre de 1821 donde era el cura párroco y “con seguridad el más ilustrado de los vecinos”

Este hombre de sotana que había escuchado y profundizado las ideas de la ilustración, decidió seguir sus convicciones y principios optando por respaldar el movimiento insurreccional que surgió en su parroquia.

Al decir del documentado historiador nacional, doctor Alberto Osorio O. Quién más imbuido, quien más actualizado de las novedades que venían de Francia e Inglaterra, que un hombre de sotana.” El texto del acta santeña deja ver claramente el lenguaje totalmente novedoso donde el cabildo se convierte en vocero de la voluntad popular.

En 1825 es elegido como miembro por la Asamblea Electoral del Cantón de Los Santos, junto a los señores Ramón Guardia, Damián Pérez y J. M. López.

La defunción del Presbítero Correoso ocurre entre los años 1825 y 1834, ya que una partida bautismal que se conserva en el archivo Parroquial de La Villa se refiere a él como “finado”.

Artículo anterior

Niños de El Chorrillo confeccionan pesebres con material reciclable

Siguiente artículo

Espiritualidad y patria