ActualidadDiócesisPanamá

Niños de El Chorrillo confeccionan pesebres con material reciclable

No fue necesario que llegara el Adviento para empezar con la experiencia en el Instituto Educativo Nuestra Señora de la Merced. Sus 680 alumnos, la mayoría niños provenientes de El Chorrillo participaron en un taller intensivo de pesebrismo, dictado por Julián Fernández y su hermana Julia, quienes viajaron desde Popayán, Colombia, para compartir sus conocimientos.

“Le agradezco que venga desde tan lejos a enseñarnos hacer nuestros pesebres”, ésta fue una de las tantas muestras de cariño que de manera espontánea los niños expresaron a los hermanos Fernández.

Trabajaron con materiales de reciclaje porque así lo pidió Fray Javier Mañas, director del colegio. “Tengo más de 15 años haciendo belenes con movimientos, luces, efectos especiales, pero esta experiencia es una novedad para nosotros, ha sido todo un reto enseñar esta semana a tantos niños” manifestó complacido Julián.

Explica que la inducción para confeccionar el portal y las figuras la iniciaron con los alumnos más grandes para que luego ellos mismos ayudarán a los más pequeños. “Los docentes también se entusiasmaron por aprender, fueron un importante apoyo”, dijo.

El taller les permitió estimular creatividad, ingenio y desarrollo de habilidades manuales a partir de las más diversas, pero sencillas técnicas involucradas en la construcción del pesebre.

Distribuidora Gago donó gran cantidad de cajas de cartón y jamoneras de madera que sirvieron para elaborar el portal.

La mayoría de los estudiantes identificaba inmediatamente su creación, con el entusiasmo de verlo culminado y llevarlo pronto a casa.

Artículo anterior

Abejas cuidan la casa común

Siguiente artículo

José María Correoso Catalán, un prócer desconocido