DiócesisSantiago

Jóvenes se comprometen con la iglesia veragüense

El colegio San Vicente de Paul fue la sede de la primera Jornada Diocesana de la Juventud (JDJ), este año con el lema: “joven a ti te digo, levántate” organizado por la Comisión de Pastoral Juvenil de la Diócesis de Santiago.

Esta primera jornada se llevó a cabo el pasado sábado 31 de agosto y estuvo encargado de su organización el padre Jorge Mendoza y una subcomisión que apoyo para lograr que fuera un éxito.

La convocatoria fue efectiva. Cientos de jóvenes de toda la provincia inclusive de la comarca Ngäbe Buglé participaron activamente. También participaron jóvenes de Colón y Penonomé.

Monseñor Audilio Aguilar presidió la misa de clausura, y en su intervención agradeció a todos los jóvenes su participación. El obispo aprovechó para lanzar oficialmente la preparación de los jóvenes, que asistirán a la próxima JMJ en Lisboa 2022.

José Rivera, Coordinador de la Pastoral Juvenil Diocesana, resaltó que la JDJ, es el primer encuentro, fruto de la Jornada Mundial de la Junventud. Es una actividad que combina actividades culturales y artísticas, como de formación y con un sentido espiritual. Acudieron jóvenes de todas las iglesias de esta diócesis.

La prédica motivadora estuvo a cargo del padre Raúl de León de la Diócesis de Chitré, y el testimonio juvenil lo hizo el joven Yitzhak González Secretario Ejecutivo de la Pastoral Nacional Juvenil.

Yithzak González resaltó la alegría de los jóvenes es la que impulsa a trabajar y acompañarles en estos importantes encuentros. “La iglesia hoy en día está tratando de escucharles, quiere saber que hacen los jóvenes, y cuales son sus realidades” indicó.

Enfatizó que hay todo un caminar rumbo al Sínodo desde que el Papa Francisco lo anunció. “La iglesia empezó a escuchar a los jóvenes para tratar de elaborar esas herramientas e instrumentos que permitirán acompañarles en su discernimiento hacía la vocación a la que Dios nos llama, ese llamado al amor y a la vida”, expresó.

Por su parte, el padre Raúl de León manifestó sentirse alegre por esta gran actividad, tras señalar que la Jornada Diocesana Juvenil es un pretexto de Dios que se utiliza para llegar a la vida del joven, para que el hombre comprenda que Dios siempre supera nuestras propias expectativas, incluso transforma los conceptos que tal vez nosotros tengamos de felicidad.

El sacerdote dijo a los jóvenes que muchas veces creemos que la felicidad está en el poseer y tener cosas, pero cuando descubrimos que el plan de Dios para con nosotros es una manifestación de amor y alegría diferente, el concepto que tenemos sobre esta palabra cambia totalmente.

En la actividad se vivió alegría y gozó con las animaciones de Kenia Moreno, Holy Trinity Dance de Panamá y Melodías de Amor de Colón. También hubo dramatización, presentaciones folclóricas, puestos representativos de diferentes pastorales, confesiones y juegos deportivos.

Artículo anterior

Educadores participan de encuentro

Siguiente artículo

Encuentro de servidores del altar en el marco del Año Jubilar