Diócesis

La alegría del Resucitado se vive en las diócesis

La tumba está vacía. ¿Qué ha pasado? Cristo ha resucitado, ha vencido a la muerte, ha triunfado sobre el pecado. Y en las diócesis se vivió la alegría del Resucitado con originales iniciativas, dada la cuarentena para evitar el contagio del coronavirus.

Las celebraciones litúrgicas, a través de las redes sociales, permitió la participación espiritual de los fieles en la celebración de los días centrales del año litúrgico, desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección.

CERTEZA DE LA VICTORIA/ VICARIATO DE DARIÉN

Monseñor Pedro Hernández Cantarero, con el corazón muy cerca de su gente,

celebró en la Zona Misionera de Metetí, la liturgia del Sábado Santo, Domingo de Resurrección, y el P. Gustavo Rivas con- celebró, junto al Diácono Alexander Cossio y el Misionero Leicer Gamboa.

Sólo cuatro fieles, guardando las medi- das y recomendaciones sanitarias, estu- vieron presentes; mientras el resto de la feligresía de la población de Darién seguían las celebraciones litúrgicas trans- mitidas por Radio Voz sin Fronteras y por Facebook.

Las celebraciones fueron una manifestación de fe, de un pueblo creyente y animado por el Señor Resucitado, que nos ha precedido en el dolor, la angustia, la muerte, señaló el obispo de Darién.

Dijo además que “su victoria es la certeza firme que no todo está perdido, que más allá de toda oscuridad, su Luz es nuestra Esperanza en un futuro próspero y mejor donde todos nos amemos como hermanos”.

Y es que la celebración de la Pascua, para las comunidades cristianas del Vica- riato, son signos de esperanza, de renova- ción y de vida en medio de tantas situaciones que los aquejan, y este año no fue la diferencia.

CRISTO DE ALANJE/ DIÓCESIS DE DAVID

Para la Diócesis de David, el sitio de la más grande devoción y tradición anual es el Santuario Diocesano del Santo Cristo de Alanje, y el pasado jueves y Viernes Santo, las actividades litúrgicas se cele- braron con la misma solemnidad de años anteriores.

El Rector del Santuario Diocesano, Pbro. Heriberto Ríos en compañía del Cardenal José Luis Lacunza, O.A.R. y algunos fieles devotos desarrollaron la Romería Extraordinaria del Milagroso Santo Cristo de Alanje.

El padre Heriberto indicó que esta Ro- mería extraordinaria del Santo Cristo fue pensada y planeada como una jornada de oración en familia, “dadas las circunstan- cias de que la feligresía no podía asistir y hacerse presente este año, en el histórico templo de Alanje”.

El Cardenal Lacunza dijo que “este sacrificio, que estamos haciendo de vivir la Semana Santa encerraditos y calladitos, es la mejor muestra de que no solamente amamos a Dios, sino también amamos a nuestros hermanos y hermanas porque al estar encerrados nos estamos protegiendo los unos a los otros y estamos cumpliendo el mandamiento fundamental del cristiano, que es amarse los unos a los otros”.

La venerada imagen del Santo Cristo re- corrió todos los poblados que corresponden a la Parroquia de Santiago Apóstol de

Alanje y visitó además las dos parroquias con las que se conforma la Zona Pastoral 4 de la Diócesis de David, es decir que el recorrido alcanzó a llegar a la Parroquia San Juan Bautista en Divalá y a la Parro- quia San Miguel Arcángel de Boquerón.

El Santo Cristo de Alanje sale en procesión únicamente la noche el Viernes Santo y luego, durante el año, una Romería que recorre en dos días el territorio parroquial, para el mes de septiembre, en conmemoración de la fundación del distrito.

DESDE EL HOGAR/ DIÓCESIS DE SANTIAGO

La Diócesis de Santiago celebró de manera peculiar la Semana Mayor y es que a causa de la situación que vive el país y el mundo entero, y como medida de prevención.

Monseñor Audilio Aguilar Aguilar, Obispo de la Diócesis, celebró la pasión, muerte y resurrección del Señor, desde el Seminario Diocesano San Liborio, y fueron transmitidas a través de las redes sociales y las ondas radiales de Radio Veraguas.

“Para muchos, no poder celebrar el Viernes Santo en los templos, ha sido muy triste en medio de esta situación de pandemia, pues muchos viven aterrados, atemorizados, con desconfianza, con inseguridad; pero es precisamente el Crucificado la fortaleza de los cristianos y creyentes”, expresó Monseñor en la liturgia del Viernes Santo.

Monseñor Aguilar aprovechó, la emisora de la iglesia católica, y las redes sociales de la Diócesis, para enviar un mensaje de amor y paz a la feligresía veragüense, el Domingo de Resurrección.

“Queridos jóvenes, queridos hermanos, ojalá que vuestro corazón también esté lleno de gozo, este lleno de ale- gría y no solamente lo vivamos como un acontecimiento que se celebra cada año”, dijo.

Como guía y pastor, transmitió la cercanía de Jesús que nos ama, nos llama y quiere que formemos parte del grupo de los que van a anunciar la vida, anunciar a Cristo resucitado.

De manera especial oró por el cese de la pandemia y señaló que el Señor nos invita a poner la confianza en Él, a elevar nuestros ojos al cielo y pedir su auxilio, y se acabe el sufrimiento. “Dios nos invita a apoyar espiritual, moral y económicamente, al más necesitado, al que sufre, al desamparado”, concluyó.

Las parroquias en conjunto, con las autoridades locales, realizaron la exposición del Santísimo y el recorrido del Cristo Resucitado por las calles y barriadas de cada jurisdicción. Las parroquias Catedral Santiago Apóstol, San Juan Evangelista, San Juan de Dios, San Juan Pablo II de San José de San Fran- cisco, Santísima Trinidad de Calobre, San Isidro de Soná, San Marcelo de la Mesa, San Francisco Javier de Cañazas, San José de Montijo, capillas y grupos pastorales, mediante las redes sociales que manejan directamente, tuvieron presencia del Resucitado.

TALENTO EN PASCUA/ DIÓCESIS DE PENONOMÉ

Por quinto año consecutivo, Víctor Isaías Salazar Ramos, puso su talento al servicio de la Iglesia. El Sábado San- to en la Vigilia Pascual, en la parroquia San Martín de Porres, la luz del cirio Pascual confeccionado por Salazar res- plandecía en el centro del templo.

Salazar, quien reside en Villa Karola de Penonomé, pone su dote artístico para la celebración litúrgica de la Vigilia Pascual. “Doy gracias a Dios y seguiré aportando a mi Iglesia, dijo el pintor.

El trabajo dura más de un mes. Le dedica tiempo y esmero. Con fe y devoción alaba a Dios, mientras ejecuta la obra artística.

El padre Saúl Gaona, Párroco de la Parroquia San Martín de Porres, aporta a la obra de Salazar facilitándole la imagen a plasmar en el cirio. Éste refleja la imagen del Buen Pastor, las iniciales de Alfa y Omega, el año en curso.

“Esto debe quedar hermoso, para glo- ria de Dios”, expresó Salazar, y es que pone todo su empeño utilizando su paleta, con pintura acrílica, lápices y pinceles, la obra toma forma día a día. El talentoso joven junto a su esposa, vi- ven en oración y meditación la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Se- ñor Jesucristo.

Al igual que otras diócesis, Penonomé celebró la Semana Santa en medio de la pandemia del Coronavirus, desde el templo Catedral, presidida por Monseñor Edgardo Cedeño y vivida en la iglesia doméstica: los hogares.

Cada celebración fue seguida por las familias a través de las redes sociales. También lo hicieron las parroquias de la Diócesis de Penonomé, inclusive Pa- rroquia San Martín de Penonomé.

Artículo anterior

Misericordia en tiempo de coronavirus

Siguiente artículo

Cristo resucitado visitó los barrios y devolvió a todos la certidumbre.