ActualidadColón – Kuna YalaDiócesis

La IV asamblea diocesana plasmará realidad colonense

Más de 100 agentes de pastoral desarrollaron la Asamblea Pastoral Diocesana, como parte de la revisión de los desafíos y líneas acción que tiene la iglesia en la provincia de Colón y la Comarca de Guna Yala. 

Con los trabajos de los delegados de las parroquias, sacerdotes, religiosas y los misioneros el plan pastoral de la diócesis de Colón-Kuna Yala, que preside Monseñor Manuel Ochogavía Barahona. 

Antecedentes 

La Asamblea Pastoral Diocesana de Colón-Kuna Yala inició en el año 2016, con el modelo de “situación” para plasmar la realidad de esta diócesis, desde hace 20 años atrás. En el segundo año, con el modelo ideal “La iglesia que todos soñamos”. 

En el tercer año se trabajó con el modelo “diagnóstico” y en este cuarto año se utiliza el modelo “operativo”, donde se implementan todos los conocimientos de la asamblea, iniciando con la primera etapa de buscar esa espiritualidad de comunión. 

Todos estos modelos se han estado trabajando durante los últimos años, abriendo un paréntesis en el 2019 para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud. 

Durante las asambleas, Monseñor Manuel Ochogavía Barahona, sacerdotes, laicos, movimientos pastorales, religiosos y religiosas que trabajan en la diócesis, así como los hermanos de Kuna Yala, sus misioneros y laicos. 

Las jornadas han recibido, a la fecha, importantes aportes y asesoramientos. Los dos primeros años, por parte de la Hermana María Libia González y los dos siguientes años con el padre Figueroa, del movimiento Un Mundo Mejor, con sede en Colombia. 

Todo el trabajo que se ha realizado, estos tres años, se plantea este año en la IV Asamblea de Pastoral Diocesana, donde se han aunado esfuerzo para encaminar la propuesta laical, religiosa y sacerdotal. 

Esto es parte del proceso para la Asamblea de Pastoral Nacional que se llevará en el 2021. 

Artículo anterior

Infancia misionera crece y es animada en la prelatura

Siguiente artículo

Reuniones preliminares unifican criterios pastorales