DiócesisPenonomé

La juventud participa de quinto encuentro de pastoral parroquial

La Parroquia San Martín de Porres de Penonomé realizó con éxito el quinto encuentro de Pastoral Juvenil, en la capilla San José de Las Guabas de Penonomé, dando por concluidas en este año las actividades que se realizan con la Pastoral Juvenil Diocesana.

Luis De León, Coordinador de la Pastoral Juvenil parroquial desatacó que el objetivo de este encuentro fue formar nuevos líderes y jóvenes evangelizadores, abriendo y dirigiendo nuevos horizontes, pensando siempre en la formación espiritual, personal y social.

Se dieron cita en este encuentro los grupos juveniles de las diversas comunidades, bajo el lema “Bautizados y enviados”.

Todos participaron de actividades en las que se fomentó el liderazgo y trabajo en equipo, destacándose por su gran entusiasmo los jóvenes de la comunidad de Coclé y de Ciruelito, entre otras.

Entre tanto, Julio Aparicio, del grupo juvenil “Guerreros de la Fe”, de la comunidad de Coclé resaltó: “me ha llenado de mucha emoción ya que hoy he podido ver el desempeño que hemos tenido en cada una de nuestras comunidades, despertando muchos líderes y descubriendo talentos que estaban ocultos; esto me hace pensar que hay esperanzas en la juventud y en nuestro caminar como Iglesia”.

La Eucaristía fue presidida por Fray José Ángel Duarte O.S.A. quien animó a los presentes recalcando que el sí valiente y generoso de la Virgen María, es el ejemplo que nos propone Dios, de salir de uno mismo y ponerse al servicio de los demás.

Fray Duarte, subrayó que el deseo de muchos jóvenes de ayudar a otros, de hacer algo por los que sufren, es la fuerza de una juventud capaz de cambiar el mundo.

En el convivió se desarrollaron múltiples actividades que fomentaron el crecimiento y participación de los jóvenes en la vida misionera y evangelizadora de la diócesis de Penonomé.

Concluyó Fray Duarte que todos los jóvenes están caminando hacia el servicio de las comunidades a las que pertenecen, y por supuesto se espera den frutos que acrecienten la fe.

Artículo anterior

Trienio Juvenil abre espacios

Siguiente artículo

El hombre de hoy, desde la fe