ComunidadJóvenes

La mentira para ocultar la realidad

La mentira siempre se descubre y aunque es muy frecuente en esta etapa de la vida, lo cierto es que tarde o temprano tendrá sus consecuencias. Tras esa tendencia a mentir se oculta el miedo, la inseguridad que experimentan los jóvenes. Y es que evitan la realidad no solo consumiendo alcohol u otras drogas, sino también a través de la mentira.
¿A qué obedece que un joven tienda a mentir mucho?, de acuerdo con la directora de Vida Universitaria en la Universidad Católica Santa María La Antigua, USMA, la Psicóloga Dalys Sánchez, la sociedad actual le impone retos a los jóvenes y los expone a situaciones de riesgo. Les exige un comportamiento al que muchas veces no están preparados, de manera que buscan en la mentira una manera de proyectar una condición que no refleja la realidad de sus vidas.
Siempre crean una imagen falsa para impedir que los demás conozcan su realidad. Mienten porque quieren una oportunidad para ser una persona ideal, perfecta y ocultar sus defectos, explica la psicóloga Sánchez. “Mienten porque no saben afrontar las dificultades cotidianas, no toleran la frustración y quieren vidas que no poseen” explicó.
Reiteró que la mentira de los jóvenes se basa en la intención de no revelar la verdad para obtener algún beneficio u ocultar algún defecto o falta cometida, por inseguridad y falta de confianza en nosotros mismos.
Algunas de las consecuencias de mentir frecuentemente según la directora de Vida Universitaria de la USMA, puede ser el daño que le causamos a las personas porque se sienten utilizadas y víctima del engaño.
“Además, se corre el riesgo de quedar solos porque nuestros amigos o conocidos no podrán confiar más; y finalmente, nunca nos sentiremos libres para expresar quienes somos y que nos conozcan en realidad porque no somos honestos”, recalcó Sánchez.
La Psicóloga Sánchez, indica que la actitud de todo joven ante la mentira debe ser, rechazada; pero esto no resulta tan fácil como suena, porque socialmente aceptan la mentira por piedad o para no lastimar los sentimientos ajenos, porque no saben manejar la verdad o decir lo que piensan asertivamente.
¿Cómo puedes dejar de mentir? Puedes hacerlo tomando conciencia de lo que haces, lo que tampoco no es sencillo porque requiere dejar un viejo hábito que probablemente te permite relacionarte con los demás, mantener un estatus, ejercer un rol; con las que se mantiene a las personas engañadas y con eso cumple fantasías, ilusiones, logra pertenecer a un grupo de su interés, expresa la psicóloga Sánchez. Se requiere un proceso de reflexión sobre quién es, sus metas, el costo que le acarrean las mentiras, para superar esta manera de actuar.

Artículo anterior

Un misterio llamado matrimonio

Siguiente artículo

La importancia de la JMJ a nivel familiar