Diócesis

La misión no se detiene en Darién

Redacción

A pesar de las inclemencias del tiempo, la misión no se detiene. Sacerdotes, religiosas y laicos de las zonas misioneras del Vicariato de Darién se lanzan a los caminos bajo sol y lluvia.

Su interés no es otro que llevar la palabra liberadora del Evangelio a las comunidades, sobre todo a las más alejadas de esta región del país, y la Hermana Esperanza, con mochila a sus espaldas, camina largas jornadas acosta de muchos sacrificios para ir al encuentro de los hermanos darienitas. 

“Nuestro objetivo es llegar a los hogares que están sedientos de la Palabra de Dios, brindándoles con ello acompañamiento físico y espiritual”, señaló la religiosa.

Al mismo tiempo, junto al equipo misionero, reparte víveres a las comunidades, que debido a la pandemia están pasando muchas necesidades.

Fiesta patronal

La Zona Misionera del Real de Santa María, Darién celebra la fiesta en honor a su Patrona Santa María La Antigua. 

El padre Máximo Salmerón responsable de la Zona informó que se cumplieron con todas las normas sanitarias que exigen las autoridades de salud. “Nos hemos cuidado unos a los otros”, agregó. 

En tanto que en la Zona Misionera de Yaviza, se han implementado las recomendaciones sanitarias para la reapertura de los templos, con la finalidad de evitar el contagio y propagación del COVID 19, según expresó el padre Alberto Domínguez responsable de la zona. Algunas de las medidas exigidas son: uso de mascarillas, gel alcoholado, distanciamiento de las bancas, señalización, uso de termómetro, entre otras.

REAPERTURA. Se han implementado las medidas sanitarias en los templos.

Cristo Sana: 31 años llevando salud

EQUIPO. Médicos especialistas, odontólogos, enfermeras, técnicos y voluntarios.

Llevar salud y esperanza a las regiones marginadas y olvidadas, con esta misión se fundó Cristo Sana hace 31 años. Conformado de la salud han sostenido esta loable labor, la cual estiman un compromiso con Dios a favor de hombres, mujeres, niños y ancianos. 

La Fundación Cristo Sana está conformada por médicos especialistas, odontólogos, enfermeras, técnicos y voluntarios que ponen al servicio de Dios y de su Iglesia su tiempo y sus conocimientos, en pro de la población darienita, particularmente aquellos que están más necesitados y que viven en zonas de difícil acceso. 

El equipo misionero de Cristo Sana realiza giras médicas programadas en comunidades apartadas de la provincia del Darién, y algunas fuera de lo programado debido a la necesidad que se presenta en alguna comunidad en particular.

El financiamiento de esta Fundación se obtiene principalmente de actividades realizadas por los integrantes de Cristo Sana, además de las donaciones de algunas empresas, laboratorios farmacéuticos y personas particulares.

Para que la visión se mantenga y se pueda cumplir, es necesario el apoyo por medio de donaciones en efectivo a la Cuenta Corriente 03-03-01-002597-4 del Banco General.

Oremos por este gran equipo de Cristo Sana, para que con alegría, entusiasmo, generosidad y sencillez, continúen haciendo esta hermosa labor en la Provincia del Darién.

Artículo anterior

Panorama Católico necesita de sus lectores

Siguiente artículo

Fe y dignidad humana