Actualidad

La Palabra narrada a través de imágenes espirituales

La Jornada Mundial de la Juventud está dejando en nuestra tierra muchas bendiciones que quedarán para la posteridad.

Una de ellas es la capilla que se erige en el colegio Pureza de María, ubicada en Villa Lucre, San Miguelito, que contiene un altar cuyo diseño en la técnica de mosaico es elaborado por el sacerdote jesuita, artista, teólogo y escritor, Marko Ivan Rupnik.

Rupnik es famoso por ser mosaísta de numerosas iglesias, entre ellas la capilla Redemptoris Mater del Vaticano; la Basílica de El Rosario en el Santuario de Lourdes, Francia; la iglesia de San Pio de Pietrelcina de San Giovanni Rotondo; la Catedral de Santa María la Real de la Almudena en Madrid y el Santuario de la Santísima Trinidad en Fátima, Portugal. Solo Brasil y Estados Unidos, tienen obras de este gran artista en América, y Panamá formará parte de este selecto grupo.

Más allá de la belleza de su trabajo, el objetivo total que busca a través de su técnica, es la evangelización, cometido que se logra a través de cada una de las piedras que conforman los diseños, unas mates y otras que brillan cual oro.

Para entender el significado plasmado, el propio Rupnick nos pide que cuando ingresemos a la capilla, nos abandonemos y nos dejemos penetrar por la imagen, el color, las líneas, sin que sea una relación agresiva, sino acogiendo. “La imagen espiritual habla a aquel que la recibe, porque son una interpretación de la palabra de Dios, y la palabra se abre a aquellos que la reciben amando y no a quien busca intervenirla”, afirmó.

Evangelio en imágenes

En la capilla Jesús Maestro, la luz natural hace que resplandezca toda la estructura, este detalle fue observado por P. Rupnick quien partió como referencia del ábside al cual define como si fuera el vientre de Dios Padre, de donde viene todo, y a donde todo va.

Relató que en la parte superior es como si viésemos un pequeño agujero en el cielo, donde está la mano abierta de Dios, que nos da al Espíritu Santo.

Indicó que el pasaje descrito en el mosaico es el de Cristo Maestro, que aparece en el evangelio de san Lucas, en el que Jesús es prácticamente un jovencito que está en la casa del Padre y se ocupa de sus cosas, y es maestro también por ser su hijo.

En otro punto, se observa a los escribas que tienen la Palabra, dentro de un montón de rollos de la Ley, exigiéndole al hombre que se comporte tal como está escrito. No obstante, Cristo no vivirá como ellos han entendido.

“Exigen que se viva como se enseña; sin embargo Cristo, piensa como vive, porque Él solo hace o que es del Padre”, aclaró.

Expuso que los llamados maestros de la ley son presentados en la obra con la cara oculta tras los escritos, puesto que ellos solo hablan de lo que han aprendido, mientras que Cristo es mostrado como lo que es, la real manifestación, por eso es expuesto en forma de X, siendo una de sus partes el rollo del libro y la otra, su cuerpo, que es la humanidad de la Palabra de Dios.

Añadió que los escribas fueron representados en un color verde apagado, para resaltar que están solos con la doctrina, y les falta vida.

También se puede ver explicó, a María y José quienes tampoco han comprendido quién es verdaderamente Jesús, que tiene una misión, siendo ellos solo el trámite y así como los escribas quieren poseer la Palabra; María y José, se sienten tentados de poseer al hijo; sin embargo, en su caso, el amor vence.

Otro punto que se exhibe indicó el sacerdote jesuita es a María en la anunciación siendo esta la obra de la madre hasta el final acogiendo, en la que Dios quiere que el hombre se acerque y se una a Él, pero no a través del pensar, ni de la doctrina, sino a través del amor.

Señaló que la Virgen compren-de por el amor, al igual que su esposo, afirmando que san José se presenta aún más fuerte en el Evangelio porque no pronuncia una palabra, sino que sigue acogiendo.

Sobre los materiales utilizados, expresó que son piedras de todas partes del mundo, justo para hacer ver la existencia comunional, y que incluso una piedra pobre llega a ser preciosa, pues tiene su lugar y si falta, queda un agujero.

Iglesia, donde todos tienen su sitio y no es un régimen, sino que cada uno tiene su vocación para una convergencia.

“Cuando entras a esta capilla, ves que en el ábside todo converge, nada es dispersivo”, concluyó.

Sueño anhelado

Las Religiosas Pureza de María, sueñan en grande, por eso sus anhelos se convierten en realidades. La Hna. Isabel Padilla detalló que ya desde hace algún tiempo tenían diseñado el espacio para la capilla del colegio, por ser el corazón del plantel.

Tras coincidir en el mismo nombre, de Jesús Maestro acordaron solicitarle al sacerdote jesuita Marko Rupnik el realizar la obra, a sabiendas de la apretada su agenda.

Para ello, recordó la religiosa que tras un viaje a España, se trasladó a Roma, donde pudo contactar el reconocido mosaista, quien tras escuchar la idea, le gustó.

Relató que le informaron que querían tener culminada la capilla para la Jornada Mundial de Juventud, razón por la cual el Padre se trasladó junto con su equipo de trabajo compuesto por once colaboradores, en la semana comprendida entre el 2 y el 10 diciembre pasado.

La Hna Isabel adelantó que se tiene previsto la consagración de la capilla y el altar de Jesús Maestro para el 20 de enero, por el arzobispo metropolitano, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta.

Afirmó que además de los estudiantes y cuerpo docente, se es-pera que la capilla y su hermoso altar sean vistos por aproximadamente 700 peregrinos que se alojarán en el colegio para la JMJ y que provienen de diversos países.

Artículo anterior

Penonomeños rinden honor a su patrona

Siguiente artículo

Testimonia un mensaje de amor