Actualidadreportaje

La Renovación que el mundo necesita está en manos de los jóvenes

Celebremos Panamá 2020 reunió a los jóvenes de diferentes provincias, parroquias y hasta del exterior, quienes se unieron en una sola voz y celebrar el primer aniversario de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ 2019).

El evento inició el viernes 31 de enero en la iglesia Don Bosco, posteriormente caminaron hasta el Mirador del Pacífico de la Cinta Costera, un lugar icónico que recibió a miles de jóvenes de todo el mundo el año pasado. Seguido se realizó el concierto de música electrónica con “Los Militantes del Señor” y el cantautor panameño José Berastegui.

El sábado 1 de febrero, desde tempranas horas, se dio inicio con el Santo Rosario, seguido de la misa en Santa María La Antigua. Con una mañana llena de sol, comenzó la Copa de la Paz, donde participaron mas de 120 jóvenes y niños de diferentes denominaciones religiosas. A medida que caía la tarde se da la apertura al Festival de Música, con el artista internacional Jon Carlo. Ya entrada la noche, los jóvenes reunidos en vigilia con la exposición del

Santísimo.

Al día siguiente, la misa precidida por Monseñor José Domingo Ulloa, que en su mensaje agradeció al pueblo de Panamá, por crear un ambiente de paz y hermandad entre los peregrinos. El fruto que dejó en los jóvenes la JMJ ha sido un caminar para llevar el evangelio y que otras personas vivan de esa

alegría que se llama Jesús.

La iglesia da prioridad a la juventud 

Durante la misa del domingo 2, Monseñor Ulloa, en su discurso, manifestó que la iglesia en su compromiso de fortalecer la fe, ha lanzado el Trienio Juvenil Vocacional del 2019 al 2022. “Un Trienio que nos coloca a todos en la Iglesia a priorizar nuestro compromiso con los jóvenes, para potenciar sus talentos

y liderazgo, para que sean esa Iglesia en salida a la que nos llama el Papa Francisco”, afirmó.

¿Qué nos pides hoy Jesús?

En este recuentro, donde muchos con tiendas de campañas, colchonetas y entre cantos recordaron esos días de gran júbilo durante la JMJ 2019, fue también oportuno para reafirmar ese sentido de pertenencia a la Iglesia fundada por Cristo. Los jóvenes de diferentes comunidades, incluso venidos del extranjero y muchos del interior, reunidos en el Mirador del Pacífico, durante el festival, “Celebremos Panamá 2020”, tienen en su mente un desafío personal, seguir dando frutos, que es llevar la alegría del evangelio a toda la tierra.

Artículo anterior

Cuidado espiritual de los enfermos

Siguiente artículo

Coclé realiza asamblea