ComunidadLaicos

La Virgen María, el Arca de la Nueva Alianza

Los primeros cristianos vieron claramente como la Virgen María es el Arca de la Nueva Alianza cuando se compara con la prefigura del Arca de la Alianza en el Antiguo Testamento. Moisés construyó El arca de la alianza por orden del Señor en Éxodo 25 y 37, cubierto en oro puro con una corona y una tapa con dos querubines. Dentro del arca estaban, según la carta a los Hebreos 9, 4: “…la urna de oro con el maná, la vara de Aarón que retoñó y las tablas de la Alianza» que contenían los 10 mandamientos escritos con el dedo del Señor, (Deuteronomio 10,5). El maná era el pan que caía milagrosamente del cielo para alimentar a los israelitas en su camino por el desierto, (Éxodo 16,4). La vara de Aarón que era el símbolo del sacerdocio de la antigua alianza (Números 17,23). En el nuevo testamento, la virgen María no contenía la palabra de Dios escrita en piedra, si no la palabra de Dios hecha carne, “y la palabra se hizo carne…”, Juan 1,14. Como el arca de la antigua alianza contenía el pan que bajó del cielo para alimentar a los israelitas, la virgen María contenía el pan de vida que bajó del cielo “…Yo soy el pan de vida…”, Juan 6,35. Y también, como el arca de la alianza contenía la vara de Aarón, que simbolizaba el sacerdocio de la antigua alianza, (Números 17,8), la Virgen María contenía al sumo sacerdote eterno, nuestro Señor Jesús, (Hebreos 4,14), quien tiene el sacerdocio de la nueva alianza.

Pie de página: La Virgen María no contenía la palabra de Dios escrita en piedra, si no la palabra de Dios hecha carne.

Artículo anterior

¿Quién dijo que ya no tenemos profetas?

Siguiente artículo

¡Adopta tu abuelo!… Cada anciano es nuestro abuelo