Variedad

Las Hermanas Terciarias Capuchinas y su labor en el Centro San Juan Pablo II

Este año a partir del mes de junio, las Hermanas Terciarias Capuchinas de la comunidad de Tocumen, después de un tiempo de oración y discernimiento, acogimos la invitación que el Arzobispo Metropolitano de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa nos hizo.

El Arzobispo exhortó a todas las comunidades religiosas femeninas de participar, desde nuestro ser de mujeres consagradas, en uno de los programas de la Iglesia, en el Centro de Orientación y Atención Integral San Juan Pablo II.

Aunque es poco tiempo el que llevamos compartiendo en el Centro sobre todo con los hermanos y hermanas que viven en situación de calle; las experiencias han sido muy enriquecedoras a nivel comunitario, hemos descubierto a Jesús sufriente en cada una de estas personas que atendemos.

A pesar de todas las dificultades que atraviesan estas personas, en ellas radica una

gran riqueza y nos ha asombrado su sencillez y su disposición para acoger la

 

Palabra de Dios.

Poco a poco, nos han tomado confianza para compartir su pensar y sentir. No somos nosotras las   religiosas que vamos a dar, han sido ellos los que con su acogida y deseos de compartir nos hanenseñado muchísimo. No amemos de palabra, sino con obras Nuestra comunidad comparte con ellos los días viernes, formamos círculos de reflexión de la Palabra, momentos de acercamiento a Jesús Eucaristía; con el fin de que experimenten a Jesús que está pre-sente en medio de ellos, de que se sientan amadas y reconocidas como hijos de Dios, valoradas en su dignidad de personas sin que se les señale o juzgue.

Conversamos con ellos y ellas, escuchamos sus ilusiones y angustias, animándole en su proceso de recuperación o simplemente estando ahí como presencia de la Vida Consagrada.

Colaboramos en repartir el almuerzo a los más de 40 indigentes que van llegando al centro por un plato de comida, con quienes también se comparte brevemente el Evangelio del día. Dando gracias a Dios por todos sus beneficios y por el compartir como hermanos.

 

 

CUENTA BANCARIA

Nombre: Iglesia Católica Arquidiócesis de Panamá Centro de Atención San Juan Pablo Cuenta N° 03-79-01-1154-29-8 Banco General

 

Artículo anterior

Misiones llegan a comunidades más alejadas de Río Toabré

Siguiente artículo

500 años de fundación de Panamá