CONSEJOS ESPIRITUALESEspiritualidad

Llamados a vivir una política en caridad social, siendo fraternos y solidarios

La sociedad mundial tiene serias fallas estructurales que no se resuelven con parches o soluciones rápidas meramente ocasionales. Hay cosas que deben cambiarse con replanteos de fondo y transformaciones importantes.

  1. BIENVENIDA Y AMBIENTACIÓN:

Bienvenidos hermanos a este encuentro donde se nos invita a vivir el sueño de ser una sociedad que mantiene relaciones fraternas, solidarias y en caridad hasta transformar las fuerzas políticas en bienestar de toda la humanidad, sabiendo que hemos recibido de Dios todos los dones y talentos para ponerlos al servicio de nuestro prójimo sin buscar recompensarse materialmente, sino que alcancemos la gloria de la vida eterna.

  1. Canto: “Aquí me tienes, Señor, yo quiero…(536)
  2. HECHO DE VIDA:

En una apartada comunidad de un pueblo, centenares de familias procuran trabajar día a día por su sustento, las cosas son difíciles, pero el deseo y el sueño de tiempos mejores están presentes.  Hay un líder comunitario con ansias y ganas de apoyar a su comunidad, se empeña en vivir conforme Dios, quiere y espera en él; dentro de sus sueños está el que teniendo los recursos y medios podría ayudar a que su gente pueda salir adelante; poniendo en práctica el evangelio que reúne a muchos a ser parte de su equipo para buscar satisfactoriamente el bienestar de la comunidad, no escatima en tiempo ni en la búsqueda de respuestas para los que así lo necesiten, sale siempre al encuentro da asistencia a quien lo busca. Le impulsa un amor genuino que no tiene otro interés que ayudar a cada uno de sus hermanos, compañeros y coterráneos.  No busca posición ni autoridad, pero con su solo don de gente ha logrado sembrar en el corazón de los que lo conocen el que pueda llegar a ser un verdadero candidato de la caridad, fraternidad y solidaridad de su pueblo, confiándole a Dios su servicio.

La buena política busca caminos de construcción de comunidades en los distintos niveles de la vida social.
  1. ESCUCHEMOS LA PALABRA DE DIOS: Mt. 22, 36-40
  2. INTERCAMBIEMOS IDEAS: Conforme la Encíclia “Fratelli Tutti *:

¿Podremos encontrar a una persona con estas características, político con caridad social? En el numeral 193  nos lo expresa: “todo político también es un ser humano. Está llamado a vivir el amor en sus relaciones interpersonales cotidianas. Es una persona, y necesita advertir que «el mundo moderno, por su misma perfección técnica tiende a racionalizar, cada día más, la satisfacción de los deseos humanos, clasificados y repartidos entre diversos servicios. *

 ¿Será posible transformar la política en una que sea de caridad social? El Papa Francisco nos dice en el #194 “También en la política hay lugar para amar con ternura. «¿Qué es la ternura? Es el amor que se hace cercano y concreto. Es un movimiento que procede del corazón y llega a los ojos, a los oídos, a las manos. […] La ternura es el camino que han recorrido los hombres y las mujeres más valientes y fuertes». En medio de la actividad política, «los más pequeños, los más débiles, los más pobres deben enternecernos: tienen “derecho” de llenarnos el alma y el corazón. Sí, ellos son nuestros hermanos y como tales tenemos que amarlos y tratarlos». Por lo cual a que nos debe llevar la Política, sino a vivir la Caridad Social #182 «La caridad social nos hace amar el bien común y nos lleva a buscar efectivamente el bien de todas las personas, consideradas no sólo individualmente, sino también en la dimensión social que las une». La buena política busca caminos de construcción de comunidades en los distintos niveles de la vida social, en orden a reequilibrar y reorientar la globalización para evitar sus efectos disgregantes.

Luego entonces podemos decir que la política se puede constituir en una auténtica Caridad Social? 183  A partir del «amor social» es posible avanzar hacia una civilización del amor a la que todos podamos sentirnos convocados. La caridad, con su dinamismo universal, puede construir un mundo nuevo, porque no es un sentimiento estéril, sino la mejor manera de lograr caminos eficaces de desarrollo para todos. El amor social es una «fuerza capaz de suscitar vías nuevas para afrontar los problemas del mundo de hoy y para renovar profundamente desde su interior las estructuras, organizaciones sociales y ordenamientos jurídicos”.Esta caridad, corazón del espíritu de la política, es siempre un amor preferencial por los últimos, que está detrás de todas las acciones que se realicen a su favor #187.

  1. PRECES (ESPONTÁNEAS)

*Elevemos nuestras oraciones al Señor, para que suscite en el corazón de todos los hombres y mujeres el deseo de trabajar por el bien común donde prevalezca el espíritu de caridad social. Oremos

*Por todas las esferas sociales para que se dejen seducir por el amor al prójimo y se preocupen por alcanzar el bienestar de cada ser humano. Oremos

*Para que la fuerza del Amor tome su lugar en el corazón de los que anhelan un puesto político y se transformen en verdaderos servidores públicos que luchan por mejores días para el pueblo.

  1. CONTEMPLACIÓN Y CANTO

# 180 Reconocer a cada ser humano como un hermano o una hermana y buscar una amistad social que integre a todos no son meras utopías. Exigen la decisión y la capacidad para encontrar los caminos eficaces que las hagan realmente posibles. Cualquier empeño en esta línea se convierte en un ejercicio supremo de la caridad. Porque un individuo puede ayudar a una persona necesitada, pero cuando se une a otros para generar procesos sociales de fraternidad y de justicia para todos, entra en «el campo de la más amplia caridad, la caridad política». Se trata de avanzar hacia un orden social y político cuya alma sea la caridad social. Una vez más convoco a rehabilitar la política, que «es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común».

 CANTO: JUNTOS COMO HERMANOS

  1. COMPROMISO #177-179

* Se requiere una sana política, capaz de reformar instituciones, coordinarlas y dotarlas de mejores prácticas que permitan superar presiones e inercias viciosas.

*Necesitamos una política que piense con visión amplia, y que lleve adelante un replanteo, incorporado en un diálogo interdisciplinario los diversos aspectos de la crisis.

* La sociedad mundial tiene serias fallas estructurales que no se resuelven con parches o soluciones rápidas meramente ocasionales. Hay cosas que deben ser cambiadas con replanteos de fondo y transformaciones importantes. Sólo una sana política podría liderarlo, convocando a los más diversos sectores y a los saberes más variados. De esa manera, una economía integrada en un proyecto político, social, cultural y popular que busque el bien común puede «abrir camino a oportunidades diferentes, que no implican detener la creatividad humana y su sueño de progreso, sino orientar esa energía con cauces nuevos».

  1. ORACIÓN FINAL

Oración al Creador

Señor y Padre de la humanidad,
que creaste a todos los seres humanos con la misma dignidad,
infunde en nuestros corazones un espíritu fraternal.
Inspíranos un sueño de reencuentro, de diálogo, de justicia y de paz.
Impúlsanos a crear sociedades más sanas
y un mundo más digno,
sin hambre, sin pobreza, sin violencia, sin guerras.

Que nuestro corazón se abra
a todos los pueblos y naciones de la tierra,
para reconocer el bien y la belleza
que sembraste en cada uno,
para estrechar lazos de unidad, de proyectos comunes,
de esperanzas compartidas. Amén.

Artículo anterior

Dimensión social de la catequesis

Siguiente artículo

A la espera de la beatificación de la "Niña Anita"