ActualidadDavidDiócesis

Llevan alegría y esperanza a niños de la Comarca Ngäbe-Buglé

El club de padres de familia y miembros de la comunidad de Batata, agradecieron la iniciativa de jóvenes pertenecientes al grupo “Team Trip”, por los regalos y bolsas de comida.

Yoel E. González N.

Un total de 25 jóvenes de la diócesis de Veraguas se unieron para llevar alegría y esperanza a más de 200 niños y 116 familias que viven en situación de pobreza en la comunidad de Batata, corregimiento de Agua Salud, distrito de Ñurúm. Todo esto bajo las medidas de bioseguridad que exige el Ministerio de Salud.

Alisandro Aguilar pertenece a una agrupación de jóvenes que busca crear conciencia del cuidado ambiental, preservando la naturaleza, así como ayudar a las personas en cada sitio que visitan.

RECOMPENSA. El arduo trabajo valió la pena.

El grupo se identifica como “Team Trip”, y desde noviembre del 2020 se organizó con la ayuda de la maestra Oris Polanco del Centro Educativo Básico General de Batata. Para lograr sus objetivos buscaron padrinos, madrinas, patrocinadores y donantes de todas las regiones del país para apoyar y cumplir con la meta estimada.

Son jóvenes que participan en diversas parroquias y se proponen seguir dejando huellas.

A través de esta iniciativa lograron recolectar 220 regalos que se entregaron a niños estudiantes del referido colegio y 245 juguetes a niños de la comunidad de Batata. También se repartieron 130 bolsas de comida completas para las familias de los estudiantes, canastas de golosinas para los niños y ropa en buen estado.

Para el traslado de los voluntarios, así como de los regalos y bolsas de comida contaron con el apoyo de instituciones gubernamentales. Gracias al Ministerio de Ambiente, INADEH, Ministerio de Trabajo, Ministerio de Educación, el Despacho de la Primera Dama, la Gobernación de Veraguas, empresas privadas y personas que aportaron su granito de arena para hacer posible esta hermosa actividad.

 “Jóvenes como ustedes son ejemplo para seguir y motivan a las personas a apoyar desinteresadamente y con el corazón”, dijo la maestra Polanco, llena de alegría por este detalle que brindan a su comunidad.

Artículo anterior

Panamá festeja a su protector Don Bosco

Siguiente artículo

Nueva Asociación de Comunicadores Católicos