ComunidadPastoral Juvenil

Los reyes, la estrella, y el niño Jesús

Los pastores y reyes del Oriente visitan a Jesús el Mesías, le llevan regalos y lo adoran con oro, incienso y mirra.

Redacción

Cada 6 de enero, la iglesia celebra a los reyes magos, pero ¿Quiénes eran y porque son importantes?

Los reyes son relacionados como hombres poderosos, nobles y sabios, y que por su cultura y espiritualidad cultivaban su conocimiento del hombre y de la naturaleza esforzándose especialmente por mantener un contacto con Dios.

Es importante conocer esto ya que aunque Jesús, nació de la manera más humilde posible, podemos reconocer en la escritura, que hombres poderosos, iban donde él, como siervos, reconociendo su pequeñez ante el pequeño Jesús, y de esta manera reconocer como dice la escritura: en Filipenses cuando dice que toda rodilla se doblará ante la presencia del Señor.

¿Qué tiene todo esto que ver con la Epifanía?

La fiesta de los Reyes Magos es comúnmente llamada Epifanía, palabra que en griego significa manifestación, en el sentido de que Dios se revela y se da a conocer.

La Iglesia celebra como Epifanías tres manifestaciones de la vida de Jesús: la Epifanía ante los magos de oriente (manifestación a los paganos), Epifanía del Bautismo del Señor (manifestación a los judíos) y la Epifanía de las bodas de Caná (manifestación a sus discípulos).

¿Cómo celebrar esta fiesta? Dando amor, lo que el mundo necesita en este momento, y empezando desde casa. Es hermoso que para estas fechas, vemos muchas iniciativas de donar a los mas necesitados pero tendemos a olvidar que los más necesitados pueden estar dentro de nuestra propia casa. Que el regalo que demos al Señor, sea nuestro amor para los demás y de esta manera, rendirle honor y gloria a El.

Artículo anterior

Las religiones al servicio de la fraternidad

Siguiente artículo

Ser Iglesia en comunión desde la unidad y sinodalidad