DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Los valores de la familia no son negociables

La zona misionera de Agua Fría realizó su primer encuentro de pastoral familiar, con la participación del misionero Álvaro Martínez, como animador, quien trabaja en la Pastoral Arquidiocesana de la Vida en el hermano país de Guatemala.

El evento que se llevó a cabo el pasado domingo 3 de febrero, fue celebrado en la Iglesia de San Juan Bosco de Sambú, y se basó en los temas como la desintegración familiar, embarazos a temprana edad, redes sociales y la fidelidad en la pareja; todo buscando fortalecer y brindar elementos de apoyo al concepto de familia cristiana.

“La familia es centro y núcleo del amor de Dios en la sociedad, y los valores familiares no son negociables, ni pasan de moda, por eso hay que luchar para preservarla”, dijo Martínez.

Organizado por el padre Rolando Reinoso coordinador de esta área misionera, el evento contó con 31 particiapntes de diferentes comunidades de esta zona misionera.

Artículo anterior

Hogar San José, un santuario de humanidad

Siguiente artículo

Peregrinos dejan huellas en capilla