EspiritualidadJMJ Panamá 2019

María nos da a su hijo Jesús

Un halo de expresionismo, símbolo de nuestra tierra es lo que tendrá la custodia del Santísimo Sacramento que se utilizará en las celebraciones que estará presente Jesús Eucaristía en la JMJ.

Todas estas semblanzas las ha plasmado el escultor Armando Granja al crear esta obra que representó para el artista un desafío, porque reúne muchos de los elementos que identifican a la cultura panameña.

Elementos seleccionados

La pollera y orfebrería, forman parte de esos íconos. En el sagrario encontramos las perlas que simbolizan la abundancia de estas esferas, que hay en el archipiélago del mismo nombre, que pertenece a la provincia de Panamá.

Las espirales de los petroglifos nos muestran ese pasado escrito en rocas ubicadas en sitios históricos de nuestra historia y cultura antigüa.

Se usaron casquillos de bala (evocando un llamado a la paz), para fundirlos y con ellos conformar la estructura del sagrario en esta custodia con un pro-fundo sentido humano y espiritual.

Simbología

La imagen de María nos presenta al mundo que, ella llevó en su vientre a Jesús, María es la gran perla que tenemos los cristianos.

Cada detalle en esta custodia muestra esas tradiciones, esa identidad de nuestro pueblo. En la parte de atrás lleva un vidrio que tendrá mucha poesía, este generará una aureola que la proyectará mucho más con detalles de polleras y orfebrería panameña.

Su vientre, el sagrario

La  custodia es la pieza donde se coloca la hostia, después de ser

consagrada, para adoración de los fieles.

El autor de  esta especial obra, Armando Granja indicó que el haber

elaborado este ostentorio ha sido el proyecto de su vida.

Armando Granja nació en 1957 en Colombia y llegó a Panamá en 1981. En

el 2017, junto a la también escultura Gladys Sevillano, presentó la obra colectiva Quimeras.

El Arzobispo Metropolitano, Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta expresó tras observar tan hermoso trabajo que contendrá al Santísimo Sacramento, “que esta es una propuesta realmente conmovedora, el evocar que desde el vientre de María está el sagrario de su hijo Jesús”.

Concluyó que Nuestra Señora es la gran perla que tenemos los cristianos.

Artículo anterior

Hidratación: principal herramienta para estar saludable durante la jornada

Siguiente artículo

Diversas familias religiosas presentes en la pre jornada