ActualidadDiócesisPanamá

Matrimonios comunitarios

Unas 9 parejas de diferentes comunidades, que conforman la Parroquia La Ascensión del Señor, del corregimiento de Las Mañanitas, contrajeron matrimonio, el pasado 28 de diciembre, día de la Sagrada Familia.

Durante la Homilía, el Padre Eusebio Muñoz, Párroco de La Ascensión del Señor, indicó que la unión de estas parejas es producto de la labor de evangelización que se ha venido realizando estos últimos meses en toda la parroquia.

En efecto ha sido un trabajo en conjunto con todas las pastorales, en las 6 comunidades: Parque Real, Santa Monica, Los Nogales, Las Américas, San José y Ciudad Jardín y este es el primer fruto de este trabajo.

El párroco dijo a la comunidad presente que la vida en pareja es importante para la iglesia, y en la familia todos tienen que saber su rol. “La pareja debe tener criterio propio y tener claro que cuando se casa se convierte en una sola carne”, increpó el padre Muñoz y la familia necesita su espacio donde desarrollarse, fueron algunos puntos abordados en su homilía. 

Igualmente recordó a las parejas y a la comunidad, que participó en la celebración, que la familia es el proyecto de Dios, por lo tanto debe volar como el águila y mirar alto. «Ustedes son un buen café con leche con un punto de azúcar, a ustedes los une el amor de Cristo»,

«El matrimonio es la responsabilidad y el núcleo de la sociedad no se puede permitir que la sociedad haga una caricatura de la familia», manifestó el celebrante.

Exhortó a que, estas parejas que son presentadas al padre en el sagrado matrimonio, vivan la alegría del matrimonio, vivan su propia historia y los animó a que se conviertan en pilar de la misión, que el amor y ejemplo de la Sagrada Familia sea la respuesta de esta parroquia la Ascensión del Señor y ser testimonio de la iglesia.

Las parejas que contrajeron matrimonio, fueron: Chávez – Márquez, Lasso – Bonilla, González – Murillo, Monrroy – Villarreal, Sánchez – Rodríguez, Mora – Mosquera, Brown – Rodríguez, Cárter – Jaén y Guerrero – Ríos.

Artículo anterior

Arzobispo envía mensaje de paz y esperanza para el nuevo año

Siguiente artículo

La salud es el combustible del cuerpo