Uncategorized

Misioneros impactan vidas en Agua Fría

La zona misionera de Agua Fría recibió con gozo la visita del equipo médico y voluntarios de la Misión Cristo Sana que lleva 30 años de servir con atención médica en el Vicariato Apostólico de Darién, dirigidos por el Doctor Rigoberto Samaniego.

Esta jornada atendió a 296 pacientes aproximadamente, 168 niños en pediatría, se entregaron 53 lentes de lectura, 120 personas entre niños y adultos fueron atendidos en odontología, 300 pacientes atendidos en farmacia retiraron un total de 578 medicamentos.

En esta ocasión, la atención comprendió las áreas de medicina general, pediatría, laboratorio, odontología, entrega de lentes y el cierre magistral fue la entrega de juguetes y una fiesta dedicada a los niños, siendo esta la última gira de este año 2019.

Durante esta misión realizada en el Centro Misionero de Agua Fría, les acompañó el padre José Reinoso, encargado de esta zona. Además participaron 7 jóvenes voluntarios del movimiento God First 507, que realiza un documental sobre este proyecto y apoyaron a los profesionales en odontología, pediatría, laboratorio e incluso en la organización de la fiestecita con los niños.

Testimonios

La doctora Dora Roqueber asegura que el mejor regalo que pueden recibir es el abrazo, que precisamente le dio uno de los niños que atendió y que recibió 12 extracciones, “me deja sin palabras todo el cariño que a pesar de lo incómodo de la atención podemos vivenciar en estos pequeños, esa nobleza de dar las gracias al ser atendidos, me satisface”, explica.

Artículo anterior

Inicia año jubilar en la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe

Siguiente artículo

La "gritería" : tradición muy popular mariana