DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Misioneros: ¡Qué no se borre el entusiasmo!

Quince representantes de las diversas comunidades, que componen la zona misionera de Río Congo, acompañados del encargado padre Alberto Narváez, visitaron la comunidad de El Cacao para la segunda misión Kerygmática.

Esta misión se llevó a cabo en el contexto del año de la Palabra de Dios, invitación hecha por el Papa Francisco.

Cabe destacar que la primera se realizó en la comunidad de Valle Rico, en el mes de enero. Distribuidos en equipos de 2 o 3, quienes llegaron a unas 35 casas, algunas muy distantes del centro de la comunidad.

Describe el padre Narváez, que los frutos que podemos reseñar de esta misión han sido la participación, compromiso  y el entusiasmo de los misioneros.

La presentación del Kerygma o Primer Anuncio, la apertura y alegría de las personas al recibirlos. Cecilia Peralta, participante, reveló que, “en las visitas notamos que la gente nos pregunta ¿cuándo regresamos? y nos felicitan por la labor que estamos realizando, yo me siento alegre de poder llevar la Buena Noticia a las comunidades de mi Darién”.

Estas misiones Kerygmáticas se seguirán realizando durante el año como parte del plan pastoral para el 2020, planificación realizada al terminar el 2019 con todos los agentes de pastoral. La tercera será el 29 de febrero en la comunidad de Barriales. El seguimiento de este momento misionero le corresponde a cada Delegado de la Palabra y catequistas de las comunidades que reciben la misión, haciendo énfasis en la vivencia de la comunidad cristiana.

Artículo anterior

La creación, primera manifestación del amor de Dios por nosotros

Siguiente artículo

Lectura de Panorama Católico ayuda a la relación de pareja