DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Nuevas ordenaciones en el Vicariato 

Los fieles del Vicariato Apostólico de Darién fueron testigos de la ordenación de un diácono y un presbítero durante la fiesta de San Pedro y San Pablo. 

Edison Cossio fue ordenado diácono y Deiner Coime Obando, sacerdote, ambos recibieron el ministerio con la imposición de mano del obispo de este Vicariato, Pedro Hernández Cantarero en la Catedral de la Virgen de Guadalupe ubicada en Metetí, Darién. 

Esta ceremonia fue realizada el pasado 29 de junio ante la presencia de una feligresía unida. 

Ambos ministros proceden de Colombia, se han incorporado a este vicariato para enriquecer la presencia pastoral en esta por- ción del pueblo de Dios, tan necesitada de evangelizadores. 

Monseñor Pedro Hernández Cantarero, invitó a los presentes a orar por los nuevos ministros para que siempre sean dóciles y perseverantes en su misión dentro y fuera de la iglesia. 

Resaltó, “Darién seguirá siendo un reto para los evangelizadores y nos pide mucho amor, entrega y docilidad a las mociones del Espíritu Santo, para responder a los nuevos desafíos”. 

Según Hernández Cantarero, estos dos jóvenes llegaron con el fin de vivir una experiencia en Darién para seguir profundizan- do sobre su vocación de cara al ministerio presbiteral. Después de haber vivido las experiencias en diversas zonas de este vicaria- to fueron a estudiar al Seminario Mayor San José en la Arquidiócesis de Panamá y al Seminario Juan Pablo II de Valledupar. 

Destacó que este vicariato espera que sigan su proceso de discernimiento para saber des- cubrir la voluntad de Dios en 

cada momento de su historia personal. “Ponemos a los dos en las manos del Señor y que Él sea quien vaya guiando su caminar y que ponga en el corazón de cada uno, el deseo de seguir adelante en todo lo que emprendan buscando la santidad personal”, reflexionó. 

Diácono 

Por su parte, Edison Cossio, nuevo diácono de este vicariato dio gracias a Dios por este maravilloso momento en el cual reafirma ese llamado a la vocación sacerdotal, luego que le ha conferido el ministerio del diaconado. 

“Siento profunda alegría de ver a mis compañeros del Seminario Mayor San José, en esta ceremo- nia y a todas las comunidades que nos acompañaron, espero que la Virgen María nuestra Reina del Cielo nos proteja con el auxilio de Santa Laura Monto- ya, quien decía: “A todos quiero ayudar, ¡ de todos quiero vendar las heridas que se hacen en los zarzales de la vida!”, resaltó. 

Sacerdote 

Mientras que el nuevo sacerdote, Deiner Coime Obando, a quien le corresponderá brindar su servicio a la comunidad de Sambú, agradeció a los presentes en especial al Dios Trino, por haber sido llamado a formar parte de este ministerio. 

“Pido a todos que oren para que el dueño de la mies envíe muchas vocaciones nativas y de igual mane- ra para que pueda servir como Dios quiere y como la iglesia lo pide, recordando lo que es servir a nuestros hermanos”, destacó Coime. 

Artículo anterior

Iglesia aporta al crecimiento y emprendimiento de comunidades

Siguiente artículo

Importantes retos y desafíos presenta lengua indígena