Colón – Kuna YalaDiócesis

Nuevo esplendor para la Catedral

Con renovado esplendor, la Catedral de la Inmaculada Concepción, a cargo del P. Julio Lao, cumplirá 30 años. Actualmente se realizan trabajos de remodelación y se espera que estén lis-tos para la Jornada Mundial de la Juventud.

Panorama Católico tuvo acce-so para ver los avances en estos trabajos y conversamos con Os-car Sáenz, quien es el encargado de la obra por parte de la empresa Arquitec Mex, S.A.

Saénz contó que los trabajos avanzan conforme a lo estipulado en el contrato y se han efectuado importantes adecuaciones como los vitrales y pie-zas que se requerían para darle ese toque propio, cada uno fue revisado, restaurado y colocado destacando así los acabados correspondientes.

A solicitud de Monseñor Manuel Ochogavía, se hizo la ampliación de la plataforma del altar corriéndolo hacia delante un metro 84 centímetros y se le colocó un revestimiento de mármol, que fue incorporando a los elementos del diseño anterior.

De igual forma se amplió la plataforma del altar, una mesa de mármol donde se incorporará a Jesús y a los doce apóstoles. Se instalará a su vez, un ambón que contendrá cuatro incrustaciones de los cuatro evangelios y se colocará una pila bautismal.

Cabe destacar que se realizó una adecuación del piso que se encuentra debajo de la torre con mosaicos de mármol, tratan-do de mantener la misma tendencia que lleva la Catedral, en blanco y negro.

Las campanas se están restaurando, se hizo un trabajo de limpieza para obtener su mejor estado y eliminar la corrosión.

El Santísimo que cuenta con una reliquia, fue totalmente re-modelado para brindar un mejor espacio cuando los fieles vayan a visitar a Jesús Eucaristía, específicamente en el área derecha.

“Se hizo un trabajo de pintura en todo el ábside del altar desde la parte del escudo restaurando el arco, las molduras, porque la remodelación se trata de restaurar todo conforme a lo que ya existía”, confirmó el obispo de la diócesis de Colón – Kuna Yala.

Monseñor destacó que dos vitrales grandes de San Antonio María Claret y San Vicente de Paúl, se encuentran en Segovia, España y están siendo restaurados por la compañía Betraria, por que la casa original de don-de provienen los vitrales, ya no existe. Se prevé que para finales de noviembre lleguen los que hacen falta para completar las restauraciones. El prelado adelantó que los nuevos vitrales son el rosetón, las ventanas laterales y los que reposarán en las puertas laterales. En las puertas centrales, los tres principales tendrán modeladas las tres virtudes cardinales: fe, esperanza y caridad, que están en el escudo de la diócesis, mientras que en las laterales extremas donde está el baptisterio y el coro tendrán símbolos cristianos.

Artículo anterior

Catequesis que despierta la alegría del encuentro con Jesucristo

Siguiente artículo

¿Y después de la JMJ, qué sigue?