DiócesisVicariato Apostólico del Darién

Obras de Misericordia impactan el vicariato de Darién

Aproximadamente 3,500 dólares han sido donados en medicamentos por la pastoral Cristo Sana, gracias a sus donantes y patrocinadores.

Yoel E. González N.

Diversas son las misiones que en el Vicariato Apostólico de Darién se ejecutan la evangelización, hasta la atención social, buscando con ello la integral atención de las comunidades. Algunas zonas misioneras se encuentran muy apartadas y esto limita la presencia de la iglesia católica, de manera constante, es por lo que el apoyo de otras misiones se hace más necesaria actualmente.

Durante esta pandemia del COVID-19, los proyectos misioneros de la región han intentado hasta donde les ha sido posible llegar con donaciones, se enviaron alimentos y enseres para apoyar a las comunidades, pero, proyectos como la pastoral Misión Cristo Sana se han movido en la entrega de un kit de medicamentos básicos.

El doctor Rigoberto Samaniego, presidente de la pastoral Cristo Sana, explicó que este año debido a la pandemia fue necesario reorganizar el programa de giras para continuar apoyando a esta región vulnerable de Darién, que se encuentra sumergida en altos niveles de pobreza y en un sinfín de problemas de salud que se agravan, por la presencia de inmigrantes.

PRONTITUD. Las humildes familias agradecen este apoyo.

El presidente de la pastoral cuenta que aproximadamente 3, 500 dólares se han entregado en medicamentos para las zonas misioneras de Darién. “Aunque no se pueden realizar las giras, debido a la aplicación de medidas de cuarentena y de aislamiento social, es necesario asegurarse que estas comunidades carentes de recursos económicos y muchas de ellas sin tener acceso a los servicios de salud”, explicó.

Esta pastoral emprendió la tarea de buscar, con el equipo misionero del Vicariato Apostólico de Darién, aquellas comunidades que presenten problemas puntuales, y apoyar con medicamentos básicos, que no requieren ser prescritos por profesionales de la salud.  

Monseñor Pedro Hernández Cantarero, sacerdotes y religiosas de este vicariato trabajan con el apoyo de entidades, movimientos y grupos pastorales de diversas diócesis.

La Asociación Panameña de la Orden de Malta siempre colabora con en esta actividad de enviar medicamentos esenciales que beneficia a los pobladores de Darién, es así como no ha faltado el entusiasmo y la voluntad de apoyar con donaciones importantes para estos fines.

Esta ayuda se ha enviado mensualmente y se dará hasta que finalice el año a las comunidades previamente programadas. “Esta acción la coordinamos con Monseñor Pedro Hernández Cantarero y con su equipo misionero”, asegura Samaniego.

Programa de Envío de Donaciones

Julio: con la colaboración de Adveniat, se logró enviar gel alcoholado, termómetros y bandejas para los pediluvios que se colocarían en los templos, para que las personas que asistan a las eucaristías puedan cumplir con las medidas, que actualmente se recomienda para evitar el Covid-19.

Agosto: se enviaron medicamentos a la comunidad de Quintin, ubicada en la zona misionera de La Palma, “también hemos enviado medicamentos a Garachiné. Es oportuno agradecer al Laboratorio Medipan por la donación de medicamentos que siempre nos han brindado, también se entregaron medicamentos a la zona misionera de La Palma, a cargo del padre Aldo Ardines”, puntualizó Samaniego.

En septiembre se hizo entrega a la zona de Garachiné a cargo del padre Melvin Medrano.

En octubre se hizo entrega de donaciones en la zona misionera de Río Congo, a cargo del padre Alberto Narváez.

Finalmente, para noviembre y diciembre se entregarán las donaciones a las zonas de El Real y Santa Fe, a cargo de los padres Máximo Salmorín y Eric Fernández, respectivamente.

Artículo anterior

Cuándo haces oración ¿te distraes mucho?

Siguiente artículo

“No nos corresponde juzgar, sino acompañar”: Mons. R. Valdivieso