Inicio

“No nos corresponde juzgar, sino acompañar”: Mons. R. Valdivieso

Presidente de la Conferencia Episcopal Panameña aclara que el Papa Francisco “es un padre que ama a todos sus hijos, sin distinción”

Eduardo Soto P. /Fotos Omar Montenegro.

Monseñor Rafael Valdivieso Miranda, obispo de Chitré y presidente de la Conferencia Episcopal Panameña (CEP) volvió a repetir aquello que dijo el 4 de octubre pasado, y que ahora el Papa Francisco reafirma: “las personas homosexuales requieren que la ley les proteja en el ámbito civil”.

“El estado y la sociedad deben permitir las normas, convenios o contratos que protejan los bienes de las personas que conviven juntas”, señaló el obispo.

Valdivieso Miranda subrayó que el Papa Francisco ha “reiterado lo que se ha dicho siempre, y que ahora él transmite desde su afecto de pastor”.

“Todo ser humano, por más errores o fallas o situaciones complicadas que tenga en su vida, es un hijo de Dios, amado y digno del Amor del Señor”, remarcó el obispo.

Las palabras del presidente de la CEP se dan luego que el miércoles pasado, el Santo Padre Francisco revolucionara las redes y los medios de comunicación del mundo al mostrarse favorable a que las parejas homosexuales tengan algún tipo de cobertura legal.

Revuelo innecesario

Las recientes palabras del Papa Francisco fueron aprovechadas por quienes impulsan el mal llamdo “matrimonio igualitario” para asegurar que el Sumo Pontífice apoya esta iniciativa, lo que podría provocar todo un giro doctrinal en la Iglesia Católica.

Nada más alejado de la realidad. En ningún momento el Papa Francisco propone que se equipare la convivencia de dos personas homosexuales al matrimonio católico. 

Monseñor Valdivieso explicó que el Santo Padre lo que ha hecho es repetir lo que ya había publicado cuando era cardenal y Arzobispo de Buenos Aires: que las personas que han compartido la vida y los bienes, tienes derecho a que se proteja desde lo legal sus derechos.

“El Papa comprende la realidad  y el sufrimiento de estas personas, y lo hace como pastor y como padre amoroso”, indicó Valdivieso.

LARGO CAMINO
  El acompañamiento a homosexuales no es nuevo en la Iglesia. El padre P. Mario Arroyo Martínez-Fabre, en su libro “La Iglesia y los homosexuales. Un falso conflicto” así lo demuestra.
• El sacerdote explicó  que “la Iglesia lo que dice es que los actos homosexuales intrínsecamente desordenados, pero es juzgar un acto, no la persona, y la persona es mucho más que los actos que realiza.
• Como un mensaje a las personas homosexuales, el sacerdote dijo: “tú puedes aspirar a eso, y si esa condición es objetiva, forma parte de tu camino a la santidad”.

El presidente de la Conferencia Episcopal panameña también recordó una publicación hecha por el Cardenal Jospeh Ratzinger, siendo prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien luego fue Benedicto XVI, hoy papa emérito, quien enseñó que el tema de la homosexualidad es demasiado complejo, tanto, que a veces ni las mismas personas que viven esta realidad entienden lo que les está pasando, y menos lo hacen los sicólogos y sacerdotes. 

“A nosotros no nos toca juzgar; nos toca acompañar”, sentenció Monseñor Valdivieso, quien advirtió que precisamente el entonces Cardenal Ratzinger en aquella nota que publicó invitaba “a acompañar a estas personas y a sus familias” para que se más fácil “llevar esa cruz”.

Iglesia compañera

 “Es más fácil señalar, criticar y descartar”, indicó el obispo de Chitré al referirse a los homosexuales y lesbianas, quienes “viven una realidad muy compleja con raíces muy profundas”.

Monseñor Valdivieso hizo un mea culpa: “Han habido personas que en nombre de la Iglesia han tratado con dureza y crueldad a los homosexuales, los han discriminado, y yo pido perdón por eso”.

Sin embargo, el presidente de los obispos panameños dejó claro que esta declaración del Papa Francisco no aborda un tema religioso, sino una “situación humana”.

“Esto es algo que afecta a la persona, a la familia y a la sociedad, y termina deteriorando la vida de los involucrados”, subrayó monseñor Valdivieso.

“Courage”

Hace 40 años la Iglesia Católica lleva adelante un apostolado llamado “Coraje” (Courage por su nombre en inglés), y que agrupa a católicos que experimentan atracciones hacia el mismo sexo (AMS) y que están comprometidos a ayudarse unos a otros para vivir una vida casta marcada por la oración, hermandad y apoyo mutuo. 

Los integrantes de Courage son guiados por sacerdotes capellanes, quienes ofrecen reconciliación y dirección espiritual.

MISERICORDIA. La Iglesia tiene décadas atendiendo con caridad a los honmosexuales.

En Panamá el Apostolado Coraje es atendido por el sacerdote Domingo Escobar, quien también dirige el Hogar Buen Samaritano, donde personas afectadas por VIH-Sida reciben apoyo y refugio.

El programa para esta atención pasotral especializada nació en Nueva York, Estados Unidos, pero pronto recibió el apoyo del Sumo Pontífice de la época, San Juan Pablo II, quien señaló que el apostolado Courage “está haciendo la labor de Dios”

Declaraciones que le prendieron fuego a las redes y a los medios internacionales

AGENCIAS DE PRENSA. En el estreno el miércoles de la semana pasada de un documental sobre su persona, el Papa Francisco sale dando unas declaraciones que pusieron de cabeza a medio mundo, dentro y fuera de la Iglesia.

Ahora se descubre que tales declaraciones son producto de una edición malintencionada que hizo el autor, el estadounidense nacido en Rusia Evgeny Afineevsky.

En el documental titulado “Francisco”, el Santo Padre abordó varios temas candentes, pero el que mayor impacto causó fue el de los homosexuales, sobre todo cuando el Papa plantea la necesidad de que la legislación apoye la relación entre parejas estables, algo muy común en la realidad actual.

«Las imágenes superpuestas en la mitad de la frase encubren posibles omisiones o retoques. Quizás hasta tres», señala el periodista Juan Vicente Boo, corresponsal en el Vaticano para el diario ABC.

Lo que Francisco defiende es que las parejas homosexuales tienen derecho a estar cubiertos legalmente. En ningún momento propone que se equipare la convivencia de dos personas homosexuales al matrimonio católico, sino que el Papa, como siempre ha hecho, anima a respetar las decisiones individuales y a dejar claro que todas las personas tienen igual dignidad.

Ante la pregunta del director del documental sobre si un homosexual puede llevar a sus hijos a la Iglesia, la respuesta de Francisco es esta: “Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”, respondía Francisco.

En ningún momento durante la proyección del documental, el Sumo Pontífice propone que se equipare la convivencia de dos personas homosexuales al matrimonio católico.

Artículo anterior

Misericordia con el hermano debe ser la señal distintiva

Siguiente artículo

¿Los novios pueden comulgar?