EspiritualidadFormación

Oración Ecuménica Cristiana (Papa Francisco- Fratelli Tutti)

Señor, gracias porque has querido revelarte a todos los pueblos, estar presente en todas las culturas y ser venerado y buscado en las distintas religiones.

TEMA 4:   “LAS RELIGIONES AL SERVICIO DE LA FRATERNIDAD”

  1. Bienvenida y ambientación ¡Bienvenido hermanos y hermanas! Panamá es un crisol de razas y un punto de encuentro de muchas culturas. También entre nosotros hay creyentes de varias religiones, aunque el catolicismo es la religión mayoritaria. Vale la pena pensar en esta realidad, para que no sea motivo de enemistades o enfrentamientos, sino que como quiere el Papa Francisco el respeto, la colaboración y la fraternidad unan a los creyentes de todas las religiones.
  2. ORAMOS Te damos gracias, Señor, porque has querido revelarte a todos los pueblos, estar presente en todas las culturas y ser venerado y buscado en las distintas religiones. Infunde en nuestros corazones un espíritu fraternal. Haz que seamos conscientes de que siempre es más lo que nos une que lo que nos separa. Y ayúdanos a fomentar siempre el diálogo y la colaboración con todos para que crezcan en la sociedad panameña la justicia y la paz. Amen.
  3. Canto: Amémonos de corazón
  4. Hecho de vida – Un invitado especialArmando estudia en un colegio público y está ya en el último año, a punto de graduarse. Naturalmente, tiene muchos amigos entre sus compañeros y compañeras. A uno de ellos, Samuel, lo considera un amigo especial, incluso trabajan juntos en la sociedad de graduandos.Por eso pensó en invitarle a almorzar el día de su cumpleaños, y así se lo dijo a su mamá. Ella accedió gustosa, y le dijo que prepararía su especialidad: arroz con puerco. Pero de una vez Armando le advirtió: ni se te ocurra mamá, tienes que cambiar el menú porque Samuel es judío y no puede comer puerco. Pero hijo, respondió la mamá, ¿cómo es eso?  Tú tan católica, yo presidenta del Comité católico de la parroquia…Y me traes a casa a un amigo judío. ¿Qué dirán los vecinos, qué pensará el párroco? Mamá, tienes que modernizarte, respondió Armando. Samuel es también amigo del párroco, va a la clase de religión para conocer el cristianismo, hemos rezado juntos…No es un enemigo, y hasta el Papa tiene grandes amigos judíos y musulmanes. La religión no debe separar , sino unir.
  5. Escuchamos la Palabra de DiosEl ideal del amor y la fraternidad se encuentra, incluso con las mismas palabras, en el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y el Corán: amar a Dios y al prójimo, tratar al otro como quiero que me traten a mí (Tob 4,15; Mt 7,12; Corán 4:37 
  6. Intercambiando ideas En nuestro tiempo, los Papas y especialmente Francisco han multiplicado los encuentros de oración y diálogo entre diversas confesiones cristianas  (diálogo ecuménico) y distintas religiones (diálogo interreligioso). En Panamá es importante el trabajo del Comité Ecuménico e interreligioso, y es una realidad la convivencia pacífica entre las religiones, sin enfrentamientos violentos por motivos religiosos. Dios «ha creado todos los seres humanos iguales en los derechos, en los deberes y en la dignidad, y los ha llamado a convivir como hermanos entre ellos» (Fratelli tutti, 5)
  7. Preguntémonos: ¿Tienes amigos, parientes o vecinos no católicos, de otras religiones o no creyentes? ¿cómo te llevas con ellos?¿Conoces las diferencias entre la doctrina de la Iglesia, los otros grupos cristianos, el judaísmo y el Islam?¿Qué piensas cuando ves las noticias de guerras y violencia que dan en otros países hoy o se dieron en el pasado por motivos religiosos?¿Qué muros podemos derribar y cómo podemos tender puentes para trabajar por un mundo cada vez más fraterno y solidario, sin enfrentamientos por motivos religiosos? (Señalar dos o tres cosas concretas).¿En la Pastoral en la que sirves, en la Parroquia en la que participas, ¿qué podría hacerse para favorecer el diálogo ecuménico e interreligioso?
  8. Preces (Oraciones espontáneas, incluyendo peticiones por los no creyentes, no cristianos y no católicos). Padre nuestro
  9. Contemplación  “Entre las religiones es posible un camino de paz. El punto de partida debe ser la mirada de Dios. Porque «Dios no mira con los ojos, Dios mira con el corazón. Y el amor de Dios es el mismo para cada persona sea de la religión que sea. Y si es ateo es el mismo amor. Cuando llegue el último día y exista la luz suficiente sobre la tierra para poder ver las cosas como son, ¡nos vamos a llevar cada sorpresa!»… También «los creyentes necesitamos encontrar espacios para conversar y para actuar juntos por el bien común y la promoción de los más pobres. No se trata de que todos seamos más light o de que escondamos las convicciones propias que nos apasionan para poder encontrarnos con otros que piensan distinto. […] Porque mientras más profunda, sólida y rica es una identidad, más tendrá para enriquecer a los otros con su aporte específico». Los creyentes nos vemos desafiados a volver a nuestras fuentes para concentrarnos en lo esencial: la adoración a Dios y el amor al prójimo, de manera que algunos aspectos de nuestras doctrinas, fuera de su contexto, no terminen alimentando formas de desprecio, odio, xenofobia, negación del otro. La verdad es que la violencia no encuentra fundamento en las convicciones religiosas fundamentales sino en sus deformaciones” (Francisco, Fratelli tutti 281-282)  
  10. Compromiso

Trabajar hacia una cultura solidaria y fraterna, sin enfrentamientos por motivos religiosos, a través de acciones como…                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            

  • Orar personalmente y en grupo por la Unidad de los cristianos, por las otras religiones y por los no creyentes
  • Ser testigos del Evangelio con nuestro buen ejemplo, capacidad de amar y ayudar a todos, obras de misericordia, compromiso social y político.
  • Con la ayuda del capítulo octavo de la encíclica del Papa Francisco “Fratelli Tutti”, reflexionar sobre nuestra forma de pensar y actuar con los no católicos.
  • Trabajar en conjunto personas de otra religión para atender las necesidades de los hermanos.
  • Buscar a ese familiar o amigo que se ha alejado de la Iglesia para compartir un café o un refresco juntos.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                

Artículo anterior

¿Olvidaste que viene Adviento?

Siguiente artículo

La Catequesis es luz en el camino