ComunidadParejas

¿Pasamos tiempo juntos o tiempo de calidad?

@mejorpareja.mejorfamilia

En días pasados me escribió una lectora de Panorama Católico por mis redes sociales, haciendo mención que aun cuando estaba con su esposo 24/7 por la cuarentena, sentía que estaba ausente, que no le prestaba suficiente atención. 

Esto me hizo hacerme la siguiente pregunta: ¿Los matrimonios en este periodo de cuarentena, están pasando tiempo juntos o están teniendo tiempo de calidad? 

Entendemos por tiempo de calidad, darle a alguien toda la atención. Es sentarse mirándose de frente, conversando y dándose por entero. Esto se observa con más frecuencia en las parejas de novios, pero en ocasiones tiende a perderse en el matrimonio.

Lo más Importante de esta cuarentena es estar juntos como pareja compartiendo, enfocados no en la actividad en sí misma, sino en centrar la atención en el otro. 

Pueden hacer deporte juntos o simplemente tomar un café y dialogar. 

Aquí entra en juego algo muy importante: la conversación de calidad: escuchar atentamente y hacer preguntas y con el deseo de entender los pensamientos, sentimientos y deseos de mi cónyuge. 

Quisiera proponerles un ejercicio: programen al menos una cita semanal en casa. Creen un ambiente romántico y compartan un rato a solas, como hacían antes de casarse. Y ríanse mucho, las parejas que ríen juntas duran mucho más. Definan ¿Quién prepara la actividad? ¿Qué haremos en la cita romántica? Les propongo hacer este ejercicio mínimo 4 semanas y verán los resultados. 

 

Recomendaciones para tener tiempo de calidad en el matrimonio

  • Establezcan metas juntos: nuevos objetivos comunes, esto hará que tengan que reunirse y planificar la ruta para lograrlo. 
  • Ejecuten preguntas:  es importante dedicar tiempo para escuchar a nuestra pareja, fortaleciendo la confianza y el contacto visual.
  • Reto de aprendizaje juntos: esto brinda responsabilidad y motivación mutua para aprender juntos algo nuevo, sintiéndose involucrados en el reto.
  • Definan el tiempo de calidad juntos: sean celosos con el tiempo agendado para ustedes, denle prioridad al tiempo atención y escucha. 
  • Tiempo de calidad con Dios: ambos reconocen el valor y la importancia de la fuerza espiritual en su vida sacramental. Juntos dediquen espacio para orar juntos, para acrecentar el amor a las Sagradas Escrituras, para acrecentar la devoción mariana.
Artículo anterior

Médicos hablan sobre qué hacer para sobrellevar la incertidumbre

Siguiente artículo

¿DIA DESPUES?