EspiritualidadFormación

Rezar y apoyar a las vocaciones

El cuarto domingo de Pascua, la Iglesia celebra el domingo del Buen Pastor y la Jornada Mundial de Oración por las vocaciones, una oportunidad para rezar y apoyar a las vocaciones, enfocada en el modelo del único y buen pastor que es Cristo.

Este año tiene por lema: ¿Para quién soy? Y es que, en este tiempo de pandemia, muchos nos hemos planteado preguntas sobre nuestra propia existencia. Esta en particular es interesante y sugerente, porque un cristiano está llamado a ser “para alguien”, y esta jornada quiere motivar a los más jóvenes a hacerse esta pregunta.

Hoy al celebrarse la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones es ocasión propicia para también reflexionar y meditar sobre el compromiso cristiano de sostener el Seminario Mayor San José, casa de estudios de los futuros sacerdotes.

Tanto en lo personal como en lo comunitario hemos de iniciar, con especial ánimo, nuestro camino de solidaridad con el Seminario Mayor San José. Preocuparnos por el sostenimiento moral y material de los seminaristas, como  obligación de todos los cristianos, según la capacidad de cada uno.

Las familias, las parroquias, los movimientos y los grupos apostólicos están llamados, como parte de la comunidad eclesial, a contribuir generosamente en el sostenimiento del seminario. Los recursos resultan insuficientes para sufragar los gastos y cubrir las necesidades de este centro de formación.

La oración, el soporte material, y la entrega amorosa de los hijos con vocación sacerdotal son, en síntesis, los elementos esenciales para hacer presente nuestro compromiso con el Seminario.

Este domingo 25 de abril será la colecta pro Seminario Mayor San José a nivel de todas las parroquias del país. Sólo queda, pues, ser generosos al depositar nuestro donativo.

Artículo anterior

Cristo Sana en medio de la pandemia

Siguiente artículo

Desempeño eficaz y más productivo en clases virtuales