ComunidadParejas

Siempre juntos pero…

¿Será que tenemos que hacer todo juntos, para mantener saludable la dinámica entre nosotros como pareja? . Con esta interrogante quisiera comenzar estas líneas, y te invito a tomarte cinco segundos para pensar tu respuesta.

¡Listo! ¿ya la tienes? ahora comparto contigo mi aporte profesional.

Toda posición extremista es equivocada, por tal motivo dicen los grandes filósofos: “la virtud está en el equilibrio” hacer todo juntos puede traer como consecuencia la creación de una relación simbiótica (sus miembros se acaparan entre si de una manera completa hasta llegar al punto de que no pueden hacer nada).

Al principio puede ser fascinante andar compartiendo las 24 horas del día, pero a la larga puede ser contraproducente para la vida matrimonial. Este modelo puede causar codependencia emocional y anulación de la individualidad. 

Características de este tipo de amor:

• «Te amo porque te necesito»: El matrimonio tiene como condición el ejercicio de la voluntad, es decir, estoy contigo porque deseo estar contigo y no por necesidad.

Es un indicador de inmadurez emocional.

• «Sin ti no soy nada»: puede traer consigo problemas de autoestima, en donde sus miembros sienten tener valor, por la vinculación conyugal.

• «Me gusta lo mismo que a ti»: Existe el riesgo de perder identidad; cada uno tiene sus gustos, intereses, hobbies, etc. Son cosas que no se pierden en la vida conyugal.

• «Estoy cansado de hacer todo contigo, quiero mi espacio»: Algo inevitable en este tipo de matrimonios, es el malestar y el sufrimiento. La vida en pareja puede convertirse en posesi

Artículo anterior

Centro de peregrinación de la fe

Siguiente artículo

¿Sabes cómo evitar enfermedades asociadas a los rayos del sol?