ActualidadDiócesisPanamá

Sin tapujos Cardenal Maradiaga habló sobre el pecado ecológico

Hoy en día ¿quién confiesa un pecado ecológico?, ¿quién siente la necesidad de reparar el da.o hecho a nuestra Casa Comén? “¡Nadie!” respondió el Cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga ante los obispos panameños y fieles que asistieron el pasado jueves a una conferencia magistral sobre la Encíclica Laudato Si.

En la ronda de preguntas y respuestas explicó que durante el S.nodo para la Amazonia el Papa se había referido a este pecado, definiéndole como un acto u omisión contra Dios, contra el prójimo, la comunidad y la naturaleza.

“Cuando se estudia la Encíclica entendemos que es un auténtico pecado contra el bien común y contra las generaciones futuras, cuando se manifiestan actos y hábitos de contaminación y destrucción del ambiente. No hemos formado nuestra conciencia, no podemos ver la quema de un bosque como una actividad agrícola, aseveró el Cardenal.

Que nadie quede por fuera

Para el prelado la peor forma de pecar es por omisión, reconociendo que todo debemos hacer un esfuerzo para darle dirección al problema, respondiendo a los desafíos y señalando nuevos caminos. Advierte que estos caminos deben ser recorridos para que luego se divulguen los procesos de humanización que han terminado con el optimismo de muchas sociedades. No estamos perdidos! exclamó a la audiencia con esperanza.

“Estuve en la elaboración de esta Encíclica y aseguro que 200 especialistas del mundo participaron. No se trata de un documento religioso, son palabras de orden para el futuro” dijo. Señala además que a los fieles les toca convencer a sus párrocos para que se sumerjan en el tema y a los sacerdotes… “dejen de decir que la Encíclica es para técnicos, el plan del Papa es para todos y somos responsables de este nuevo estilo de vida, que es la curación eficaz y verdadera”.

Artículo anterior

El Evangelio de la Creación

Siguiente artículo

Iglesia festeja aniversario de la provincia