Actualidad

Situación en albergues: «¡Un grito que clama al cielo!», dice Monseñor Ulloa

Durante la Misa del Miércoles de Ceniza, celebrada en la Basílica Menor Don Bosco, el Arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, reiteró que «la Iglesia Católica ante estos hechos tiene tolerancia cero».

Eduardo Soto P./Fotos Omar Montenegro

Dos palabras, «inaceptable» y «condenable», centraron el mensaje del Arzobispo en torno a los resultados de la investigación que se ha realizado por supuestos maltratos y abusos en ciertos albergues que atienden a niños y adolescentes sin hogar.

«Estos menores ya viven una tragedia por no estar con sus padres en un hogar estable», indicó monseñor Ulloa, para luego añadir: «nos llena de profunda tristeza conocer de posibles maltratos y abusos» en estos albergues que debieron proteger a estos menores.

El Arzobispo fue enfático al señalar que «si existen albergues es porque no hay familias» donde estos niños puedan desarrollarse como personas, y estos supuestos hechos no son más que «un grito que clama al cielo y a toda la sociedad», donde «nadie puede lavarse las manos» con este tema.

DEVOCIÓN. Monseñor Ulloa recordó que si fortalecemos la familia, no serían necesarios los albergues.

«El problema es grave y no podemos ignorarlo; mucho menos mirar para otra parte», enfatizó guía espiritual de los católicos en la Arquidiócesis, quien agregó: «Es necesario una revisión de estas instituciones, no solo por temas de maltrato y abuso, sino para elevar la calidad de la atención, y colocar como prioridad el bienestar integral de la niñez y la juventud en estos centros o albergues».

«Debemos ser sensibles ante la realidad de miles de niños que carecen del cuidado parental, que son víctimas de abusos, maltratos, de carencias esenciales para su desarrollo y –como sociedad– debemos luchar para que este tipo de flagelos no se repitan en ninguna parte», subrayó el Arzobispo de Panamá.

Los medios

Monseñor Ulloa también lamentó que se estén haciendo «juicios mediáticos» sin conocer todos los detalles de estos casos, que vienen de arrastre.

«Es importante que cuando abordamos estas denuncias en los medios de comunicación y en las redes sociales, lo hagamos pensando en buscar el bienestar de la niñez vulnerable. Que  no sea aprovechada esta situación para atacar o desinformar», dijo.

ESPERANZA. «No todo está perdido hay que hacer esfuerzos institucionales para darle las condiciones para que las familias puedan ser fortalecidas», señaló Monseñor Ulloa.

La familia

«Hay que trabajar para fortalecer la familia como red principal de protección y dotar de herramienta a los padres para asuman su responsabilidad con amor y responsabilidad», indicó Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta.

El Arzobispo llamó la atención sobre el hecho de que «el valor de la familia para la Iglesia y la sociedad es fundamental y tiene un rol importante para tener una sociedad más humana, más solidaridad y sensibilidad».

 

 

Artículo anterior

Gran cantidad de panameños con la ceniza en la cabeza

Siguiente artículo

Haz menos ruido y escucharás a Dios