salud

Su salud bucal repercute de muchas formas en su vida

Los pacientes con casos de periodontitis severa o crónica, tienen más riesgos de sufrir problemas cardiovasculares.

Eduardo Bonaga

Existen enemigos microscópicos dentro de nuestra cavidad bucal, que de manera silenciosa nos afectan la salud, de ahí la importancia de tener una buena higiene.

La Dra. Sandra Rodríguez de Cerrud, jefa del Departamento Nacional de Odontología de la Caja de Seguro Social (CSS), advirtió que la mala higiene bucal puede también provocar partos prematuros, porque las bacterias alojadas en la boca pasan a nuestro organismo por medio de la sangre, causando complicaciones en las embarazadas, y ocasionar un parto antes de tiempo o dar a luz un bebé de bajo peso.

Resaltó que los estudios han demostrado que, también, una mala salud bucal guarda relación con la diabetes.

Indicó que las enfermedades de las encías perjudican el control de la glucemia en un paciente diabético y, a su vez, la misma diabetes aumenta los riesgos de sufrir enfermedades periodontales.

Una mala salud bucal guarda relación con problemas de diabetes.

Agregó que la medicina ya tiene documentados casos de pacientes que, a raíz de una gingivitis en la boca o una periodontitis, han desencadenado en muerte, al tener un infarto.

Los pacientes con estos casos de periodontitis severa o crónicas tienen más riesgos de sufrir problemas cardiovasculares, como padecer de un infarto miocardio o un ictus, que es un accidente cerebrovascular, afectando los vasos sanguíneos que son los que llevan la sangre al cerebro.

La Dra. Rodríguez de Cerrud aseguró que se han encontrado bacterias de la boca, en las placas de ateroma, que son lesiones en las arterias debido a los altos niveles de colesterol.

Visita al médico
Visite un médico si tiene: encías rojas, blandas o hinchadas, sangrantes al cepillar o al usar hilo dental o que parecen estar separadas de los dientes.
  • También deber ir al odontólogo si posee mal aliento crónico o si siente un sabor desagradable en su boca; dientes que están flojos o separados entre sí.
  • Si no se tratan las enfermedades bucales, la persona tendrá un deterioro estético, en donde las encías se retraerán y se verán las raíces de los dientes.

Además, se pueden detectar lesiones cancerosas en etapas iniciales.

Añadió que es de suma importancia no descuidar la salud bucal, visitar al odontólogo cada seis meses, para que el realice una limpieza o profilaxis dental y una evaluación del estado general de la boca; en la que incluya los dientes, las encías, la lengua y el paladar.

En cuanto a la higiene en casa, consiste en una correcta técnica de cepillado, la cual debe hacerse tres veces al día, acompañada del hilo dental y el enjuague bucal.

Explicó que el cepillo limpia las caras libres de los dientes, pero no así el espacio entre ellos, el cual debe ser limpiado por el hilo dental, y después debe utilizarse el enjuague bucal para remover los restos que hayan salido de esa limpieza.

¿Cómo es el camino de la boca al corazón?

INDICACIÓN. Hay que visitar al odontólogo cada seis meses.

Cuando hay sangrado por enfermedades periodontales, hay una gran movilización de factores inflamatorios, entre ellos, bacterias, virus y toxinas, que son capaces de movilizar una placa de ateroma (depósito de colesterol en la pared de una arteria) y de esta forma tapar totalmente una arteria coronaria.

Estudios demuestran que, si usted sufre de una enfermedad de las encías, sea en una etapa moderada o avanzada, está en mayor riesgo de sufrir de enfermedades del corazón que alguien que tiene las encías sanas.

La salud bucal puede proporcionar a los médicos señales de advertencia para una gama de enfermedades y condiciones, incluyendo aquellos del corazón.

Artículo anterior

Que nos hace falta para vivir la Navidad

Siguiente artículo

Adviento: tiempo de conversión