Actualidad

Un mes dedicado a destacar el gran valor de la familia

Han sido treinta días en batalla por lo correcto y los valores. De batallas que se libran con entusiasmo, sin amargura, en defensa de la familia, núcleo básico de la sociedad.

Yoel E. González N.

«Familia sana, sociedad sana … familia enferma, sociedad enferma», expresión con la que el Arzobispo de Panamá abrió y cerró este mes dedicado a la Familia, cuya iniciativa  surge del Movimiento Familiar Cristiano (MFC), y se concreta a través del Decreto 56 del 22 de junio de 1977.

La defensa de la familia como unidad básica, sobre la que descansa el futuro de la nación, entendida como la formada por un hombre, una mujer y su descendencia, siempre ha estado en la agenda de la Iglesia.

No es una batalla nueva. Hoy están en contra quienes hacen campaña por la unión entre personas del mismo sexo, al tiempo que defienden el aborto (y la adopción de niños por parejas homosexuales), y a todo eso le llaman «derechos humanos».

PLEGARIA. Una de las unidades femeninas de la Policía Municipal eleva su oración por las familias panameñas.

Habla el Arzobispo

José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá, identifica a la familia como «la primera escuela de humanización (…) aprendemos a ser plenamente humanos precisamente en el seno de una familia».

El Arzobispo añadió: «hoy más que nunca la familia es necesaria: familia sana, sociedad sana; familia enferma, sociedad enferma; familia corrupta, sociedad corrupta».

Vive la Familia en Cristo

Como parte de las acciones en el mes de la Familia, que continuarán más allá de junio, siendo este el año de la Familia decretado por el Papa Francisco, el Movimiento Familiar Cristiano organiza encuentros de oración que se realizan en instituciones gubernamentales, empresas privadas y ahí donde se acepte este acto de fe.

Hace una semana, el evento se llevó a cabo en el Municipio de Panamá y el Ministerio de Educación, donde se compartió sobre la importancia de la Familia en estos tiempos, y el papel que juega esta institución en nuestra sociedad.

El padre Eusebio Muñoz, asesor espiritual del Movimiento Familiar Cristiano, explicó que este es un encuentro que se brinda a las familias para fortalecer el papel y el rol dentro de los hogares, pero también en las instituciones.

Muñoz comentó que no podemos dejar a un lado a las familias, ni dejar que otros apaguen su rol, pues la familia es la base de esta sociedad y en ella se cimientan valores que permiten el íntegro ejemplo de seres humanos.

ORACIÓN. El asesor pastoral del Movimiento Familiar Cristiano, padre Eusebio Muñoz, eleva una plegaria al cielo para que Dios proteja a la familia y aleje de ella la maldad imperante.

Encuentro de oración

Después de intensas jornadas de formación, jóvenes de la parroquia la Ascensión del Señor y representantes del Movimiento Familiar Cristiano (MFC), acompañados por su Asesor Espiritual, padre Eusebio Muñoz, se lanzaron a predicar acerca del valor de la familia en la sociedad, porque es ahí en la intimidad del hogar donde se moldea al ser humano para que sea persona de bien en la sociedad.

En cada encuentro se brindó al personal de estas instituciones gubernamentales (Municipio de Panamá y Ministerio de Educación) temas dirigidos a fortalecer el papel y el rol de los padres en los hogares.

«Familia sana, sociedad sana … familia enferma, sociedad enferma”, advierte el Arzobispo de Panamá.

El proyecto que se extiende a empresas privadas, siempre y cuando se acepte como acto de fe, brinda, además, apoyo espiritual y acompañamiento a todo aquel que lo tenga a bien solicitarlo, en libertad.

“Las familias necesitan ser acompañadas”, reconoce el padre Muñoz, tras comentar que muchas familias necesitan perdonarse, estar abiertas a nuevas iniciativas, donde incluso puedan crear el hábito de rezar unida.

Asegura que el proyecto que se acaba de poner en ejecución, permite un acercamiento desde las instituciones para que haya esa conexión y el papel de la familia en la sociedad.

ACCIÓN. El compartir en la Procuraduría General de la Nación permitió una amplia reflexión sobre la Familia y el papel de esta en la sociedad.

Familias del MFC comprometidos

Mayra y Jorge Peralta Sánchez (presidentes salientes), así como Zunilda y Valerio Ábrego Jiménez (presidentes actuales), desde el Movimiento Familiar Cristiano están comprometidos junto a otros dirigentes de este colectivo con este proyecto denominado “Cristo Vive en las Familias”.

No escatiman tiempo ni esfuerzo para motivar a otras familias a exaltar y valorar el papel que como padres, están llamados a cumplir y a ejercer.

“Es importante recuperar esa esencia de la familia, formada por un hombre y una mujer que complementados son los que forman a sus hijos en valores, en la fe”, advierten estas familias conscientes de los desafíos que enfrenta la sociedad, pero de manera directa la familia amenazada por nuevas ideologías que intentan romper su estructura.

La jornada realizada en el Ministerio de Educación coincidió con la celebración de los 80 años de esta institución. En la jornada estuvieron presentes la Ministra Maruja Gorday de Villalobos y parte de su equipo de trabajo, entre otros funcionarios, quienes compartieron momentos de reflexión y oración por la familia.

La jefa de la cartera educativa agradeció al padre Eusebio y a los esposos Jiménez por compartir esta actividad, en el marco del aniversario de esta institución.

Artículo anterior

El legado del padre Héctor Gallego es puesto en escena

Siguiente artículo

Mons. Audilio Aguilar cumple 8 años como obispo de Santiago