ComunidadParejas

Vencer desafíos matrimoniales antes que «se acabe» el amor

«Hay que volver al concepto de que no somos producto de la casualidad. Que yo te escogí, no te recogí. Que somos personas que compartimos un plan de Dios, que ambos vamos a hacer posible con este sí». 

Con esta idea el padre Adonaí Cortés da las primeras pistas sobre la necesidad de combatir la mentalidad de hoy, que cree que todo es desechable. «La gente no se casa con la intención de que dure toda una vida. Es más, dicen que pueden vivir juntos mientras sean felices, mientras estén de acuerdo o el dinero aguante», sentenció.

Ángel Alonso, párroco en Cerro Batea, señaló por su parte que el principal desafío de hoy es «vivir la santidad en esta época tan convulsa».

Y añadió: «Implica ir contracorriente, de la mano uno con el otro; si uno resbala o cae, por el efecto de la corriente, el otro le sostiene».

De acuerdo al padre Alonso, es necesario ver la maternidad y la paternidad como un don, y no como un derecho ni un estorbo para la realización de la pareja».

Es un reto no ver al hijo como una carga, sino como una bendición», subrayó el sacerdote Ángel Alonso.

Los laicos

Julio Quiel, del Movimiento Familiar Cristiano (MFC), considera que vivimos tiempos de carencias. Entre los esposos «falta preparación, solidaridad, tiempo, expresiones de amor y, sobre todo, perdón y experiencia de Dios». Para Quiel, el noviazgo es clave: sirve para conocer a la pareja y las diversas situaciones que se pueden presentar. Es un momento para “acciones preventivas”. Es cuando pueden conocerse las verdaderas intenciones, sentimientos y formación de ambos. Zunilda Rasero de Ábrego, también del MFC, una de las cosas que deben evitar los esposos, es la «interferencia de terceros».

La agente de pastoral Isabel de Mata indicó que los desafíos son muchos, y lo único que nos ayuda a sortear esos obstáculos es «tener a Dios en nuestro corazón». Si no tenemos a Dios como centro de la familia, que es la empresa más importante y grande del mundo, no podríamos salir victoriosos, concluyó.

Artículo anterior

Deja atrás los rencores dando paso a la gracia del perdón

Siguiente artículo

Diócesis afrontará nuevos retos el 2020