ComunidadFamilia

Vivamos la misericordia en familia

Silvia del Valle 

Es tiempo de fiesta, tiempo de esperanza, es tiempo de celebrar que Jesús ha resucitado y nos ha regalado la vida eterna, pues ha cargado con nuestros pecados; en una palabra es tiempo de la Misericordia de Dios.

A veces, no le damos la importancia que tiene, pero debemos educar a nuestros hijos para que aprendan a reconocerla y a pedirla, pues todos somos pecadores y necesitamos de ella.

Y en la medida de lo posible también debemos educar a nuestros hijos para sepan ser misericordiosos para que puedan obtener misericordia.

Enseñarles que Dios está siempre atento a nuestras oraciones, que si le pedimos el nos escucha y que nos va a dar lo que es mejor para nosotros, por eso no siempre es tal cual lo que le pedimos; o no en el momento en que lo hacemos.

Debemos educarles con el ejemplo y propiciar momentos de oración para que nuestros hijos sepan que la familia completa hace oración y que es lo más natural, así cuando tengan alguna dificultad, acudirán a Dios para pedirle misericordia y ayuda.

Celebremos por todo lo alto la misericordia de Dios y nos libre de la pandemia que nos azota.

Artículo anterior

¿Qué aporta la iglesia Joven al tema de la ecología?

Siguiente artículo

La figura del catequista como pilar fundamental del proceso de catequesis.