ComunidadJóvenes

Vivir el tiempo Pascual 

Isaac Jaime 

La inmensidad del amor de Jesucristo ¡No tiene límites! Este tiempo Pascual, que fue inaugurado el Domingo de la Resurrección del Señor, debemos vivirlo con gran gozo y entusiasmo como la cumbre de las fiestas. Estos 50 días, 7 semanas, la iglesia nos invita a no parar de anunciar que aquel que ha padecido en el madero de la cruz ha resucitado.  

Hermanos, estar convencidos de ello, en esto debe estar la fuerza de nuestra convicción de fe y poder decir como Pablo “Vana sería nuestra fe si Cristo no hubiera resucitado”, 1ª Cor 15, 14.

 Pablo, que no vivió la resurrección de Jesús, anunció con fuerza y mucha alegría la resurrección de Cristo a aquellos que no sabían ni conocían a Jesús, pero a veces los cristianos actuamos como Tomás, que conociendo a Jesús y su predicación no creemos, incluso Tomás solo hasta que tocó las heridas de Jesús estuvo convencido de la resurrección.

 Hermanos, pidamos al buen Dios que nos ilumine para actuar con mucha fuerza y alegría para anunciar el mensaje evangélico y actuar, así como Pablo. No pretendamos esperar días para creer como pasó con Tomás. No perdamos el tiempo, no es necesario ver para creer, lo necesario es la práctica fe en Cristo sin dudas y vivir en un constante Pentecostés. 

Artículo anterior

“Es importante comprender el valor de la vida contemplativa”: Monseñor José Domingo Ulloa

Siguiente artículo

Oración y ayuda a todo el mundo