ComunidadVariedad

Voces se unen por Malambo

“Un millón y medio de dólares se requieren para solventar los gastos administrativos de un

año en el Hogar San José de Malambo. No es solo el sueldo y e  seguro social de 60 colaboradores que se debe pagar, también hay créditos pendientes, mantenimiento de las instalaciones y, además, del pago de dos meses de sueldo de 34 docentes que el MEDUCA no paga, ya que lo hacen hasta diciembre”.

Así lo afirmó Sor Lourdes Reiss, directora del Hogar Malambo, quien además manifestó su agradecimiento a tantas personas buenas que llevan donaciones de comida y que gracias a esto en ningún momento les ha faltado la alimentación a los 136 niños y niñas que viven en este hogar.

“Solo 300 mil dólares aporta el Estado por año y las donaciones en efectivo que realizan han bajado considerablemente”,

explicó la hermana Lourdes.

A pesar de la dureza de la situación, las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl, –congregación a la que pertenece la directora– hacen hasta lo imposible para que los infantes estén bien cuidados, en especial los niños con VIH o discapacitados, quienes deben contar con sus medicamentos y atenciones médicas a tiempo.

Siguen remando salvando niñosabandonados.

Año tras año el Hogar Malambo ha recibido niños migrantes que han pasado por el trauma de atravesar la selva del Darién. Unos llegan con algún familiar y luego de un tiempo siguen su camino hacia el Norte; pero hay otros que no corren la misma suerte, llegan sin padres, en estado de abandono.

Me duele mucho ver a los niños huérfanos; hemos tenido provenientes del Congo, Angola, Etiopia, Somalia y Camerún. Actualmente hay dos niñas, hijas de haitianas, nacidas en Caracas”, manifestó la religiosa.

Lourdes he establecido reuniones con representantes del Servicio Nacional de Migración, la Secretaría Nacional de Niñez,

Adolescencia y Familia y el Ministerio de Desarrollo Social. “Tenemos una casa vacía disponible para desarrollar un programa para niños migrantes en estado de abandono. Si las autoridades asumen el compromiso de ayudar en el sostenimiento, mañana mismo empezaríamos” aseguró.

Agregó que en el Darién los niños son ubicados en unas galeras, sin la debida atención que merecen.

Artículo anterior

Parroquias unidas en oración y acción por la protección de la Casa Común

Siguiente artículo

La Biblia el libro más distribuido del mundo