Variedad

¡Anímate a ser voluntario con los abuelos!

Los voluntarios realizan una labor que va más allá de lo imaginable. Según el papa Francisco “el voluntariado solidario es una opción que nos hace libres y abiertos a las necesidades de los demás… especialmente a los ancianos, que son un tesoro de sabiduría”.

En el caso de las personas mayores, los voluntarios mitigan su

soledad al compartir con ellas momentos únicos en los que no solo son un gran apoyo sino que van creando una amistad que beneficia

a ambos.

Viendo esta necesidad latente, la Pastoral Social- Cáritas de la Arquidiócesis de Panamá se ha planteado el objetivo de conformar y consolidar el voluntariado del Hogar San José. Para así fortalecer la gestión que realizan en esta obra social.

El Hogar está ubicado en el corregimiento de Tocumen,

calle principal de Cabuyita. Hasta este lugar llega Alba Góndola, laica comprometida, profesional especialista y miembro de la Asociación Gerontológica de Panamá.

“El Ministerio de Desarrollo Social, MIDES exigió al Hogar San José tener un profesional del área que se encargara de realizar una evaluación a las instalaciones del ancianato. Pastoral Social solicitó mi apoyo y acá estoy, sirviendo desde hace dos meses de manera voluntaria” expresó.

Afirmó que realizaron un convenio con la Universidad Especializada de las Américas (UDELAS) para que los estudiantes de Gerontología hicieran su práctica profesional en el Hogar.

Experiencia motivadora

Widny Findlay desde hace dos semanas asiste diariamente a sus prácticas profesionales en el Hogar. Ella, guiada por la licenciada Góndola, ha contribuido en la observación y en la detección de las deficiencias del ancianato, con el propósito de mejorar las instalaciones y por ende la calidad de vida de los abuelos.

Urge arreglar los techos, acondicionar y dividir los espacios. Los abuelos realizan sus actividades muy cerca de la lavandería y podrían resbalarse, el piso no es apto. “Ciertamente hace falta acondicionar las áreas, pero se necesita apoyo de personal, los colaboradores que están, trabajan bien pero no es suficiente para todo lo que se debe hacer. Deben limpiar, cocinar y no pueden encargarse de las actividades diarias” explica Widny Findlay.

“Exhorto a quienes tengan sensibilidad a la realidad de las personasmayores, que tengan el tiempo y el deseo de invertirlo en los demás a que vengan al Hogar San José. Vean el trabajo que estamos haciendo, faltan voluntarios que les acompañen en las actividades que estamos planificando” afirmó la joven practicante. 

Calidad de Vida

El plan contempla que el voluntariado que asista diariamente, les acompañe en el seguimiento de las actividades lúdicas y dinámicas establecidas, para estimular los intereses y habilidades de los abuelos.

Estas profesionales de la Gerontología aseguran, que este programa de la tercera edad les ayudará a mejorar la memoria, atención, lenguaje, autoestima y motricidad.

Hacen falta materiales como rompecabezas, creyones, sopa de letras, peloticas de gomas, juegos de mesa, entres otros recursos para el mejor desempeño.

Artículo anterior

El efecto de los influencers en la toma de decisione

Siguiente artículo

Radio María, mucho más que una radio