Inicio

Arzobispo condecora a profesionales de la medicina en el Día del Médico

Por su loable labor durante la pandemia, la Arquidiócesis de Panamá a médicos de las quince regiones de Salud del país.

Panamá, 21 de mayo 2021.- La Arquidiócesis de Panamá condecoró hoy con la “Medalla Santa María la Antigua” a profesionales de la medicina de las quince regiones de Salud del país, y a las autoridades del Ministerio que las rige (MINSA), por el “duro trabajo” realizado durante la pandemia del Covid-19, y en conmemoración del Día del Médico.

CRISTO EN EL CENTRO. El Niño Dios vestido de médico ha sido el símbolo utilizado por la Arquidiócesis para este momento que vive el país.

Monseñor José Domingo Ulloa Mendieta, arzobispo de Panamá, al colocarle la condecoración les señaló que la labor que los médicos han llevado a cabo durante la crisis sanitaria que lleva más de un año, es “en respuesta al llamado de Dios”, pues la de labor del médico es una “profesión vocacional”, es decir, que “es un llamado de lo Alto”.

El primero en recibir la Condecoración Santa María la Antigua fue el ministro de Salud, doctor Luis Francisco Sucre, quien la agradeció como una “sorpresa que me llena de un sano orgullo como profesional de la medicina y como cristiano”.

HONRAR HONRA. El primero en recibir la condecoración fue el Ministro Luis Francisco Sucre.

También recibieron la medalla Santa María la Antigua la viceministra de Salud, doctora Ivette Berrío, y la Directora General de Salud, doctora Nadja Purcell. La doctora Purcell dijo emocionada que era un “reconocimiento que me tomó por sorpresa” y que le trastocó el discurso que tenía que dar a sus colegas.

De igual manera, las quince regiones de Salud del país recibieron una medalla en honor a todos los médicos que en esas áreas han enfrentado al Covid-19 con valor y alto grado de generosidad. La recibieron los respectivos directores médicos en nombre de todos.

Labor de héroes

El Arzobispo les dijo: “Hoy oramos por ustedes, héroes anónimos de esta pandemia; le pedimos al Señor que los bendiga de todo corazón a cada uno de ustedes y sus familias (…) Que Dios esté cerca de ustedes, como ustedes están cerca de los enfermos”.

EQUIPO. La viceministra Ivette Berrío recibió la Medalla Santa María la Antigua.

“Gracias porque en este tiempo de manera especial ustedes han practicado la medicina desde la ciencia, pero con el corazón”, les señaló monseñor Ulloa, quien citó el viejo proverbio que dice que la labor del medico es “curar a veces, aliviar a menudo, consolar siempre”.

“¡Cuántos de ustedes dieron la vida por estar cerca de los enfermos!”, subrayó el arzobispo, quien les agradeció a los médicos “por la cercanía, la ternura y la profesionalidad con que han atendidos a los enfermos”.

Al final de sus palabras a los médicos, el arzobispo de Panamá les dijo: “Vuestro deber es el más sagrado. Petenecéis al gran ejército de trabajadores callados, esparcidos por el mundo, cuyos miembros no disputan ni gritan, ni se oyen sus voces en las calles, sino que ejercen el ministerio del consuelo entre la tristeza, la necesidad y la enfermedad”.

La Condecoración

La Arquidiócesis de Panamá creó la Medalla Santa María la Antigua como máximo galardón de reconocimiento a destacados ciudadanos, organizaciones, congregaciones o instituciones estatales o privadas “que por su actuación y trayectoria han contribuido con la acción pastoral de la Iglesia Católica, del desarrollo o del engrandecimiento de nuestro país” en los distintos ámbitos de la vida humana.

La Medalla tiene un solo grado, y se otorgará según lo considere en arzobispo de Panamá, en distintos momentos del año o en ocasiones especiales.

Artículo anterior

Encienden velas en memoria de los fallecidos por el VIH en el mundo

Siguiente artículo

Crónicas de una misión agustina por comunidades de Bocas del Toro