Uncategorized

Asamblea evalúa el camino trazado

Con la exposición del Santísimo Sacramento en un ambiente reflexivo inició la Asamblea de Pastoral Arquidiocesana, con la participación 191 agentes de pastoral entre ellos párrocos, vícarios religiosos, laicos y diáconos quienes representaron a seis vicarías escogidas para esta primera asamblea, todos comprometidos con el Equipo Parroquial de Animación Parroquial (EPAP), unas 48 parroquias en total.

Esta asamblea realizada en el Salón McGrath del Arzobispado de Panamá, fue organizada por el Equipo Diocesano de Animación Pastoral (EDAP), compuesto por cuatro laicos, tres sacerdotes y Monseñor José Domingo Ulloa, encargado de dirigir este grupo.

Trabajo en grupo

La asamblea realizada del 5 al 6 de octubre es la primera de cuatro sesiones designadas por zonas, con el lema: “Comunidad fraterna y solidaria al servicio

del Reino de Dios”. El objetivo: lograr que los participantes descubran la importancia de compartir y estar sensibilizados en la fraternidad y la solidaridad humana y cristiana, para ser signo de comunión eclesial y fermento de una

sociedad más justa, más fraterna y más humana.

La asamblea que se realiza una vez al año, se divide en cuatro zonas, en esta primera zona participaron las vicarías de Don Bosco, El Carmen, La Asunción,

La Merced, Santa María y Cristo Rey, y Santa Eduvigis.

Los participantes reflexionaron sobre el sentido y desarrollo de la segunda fase de la primera etapa del proceso enmarcado en la comunión fraterna y solidaria al servicio del Reino de Dios. El Vicario de Pastoral, padre Luis Núñez se refirió a la propuesta desarrollada durante los días de la asamblea.

“Buscamos como meta arquidiocesana, y en el marco del inicio del Trienio de la

Juventud y las Vocaciones, desarrollar temas de seguimiento al Plan Pastoral de la Arquidiócesis. Como primer tema se desarrolló la “comunidad fraterna y solidaria al servicio del Reino de Dios”, que fue parte del momento de formación y reflexión inicial, comentó el padre Núñez. En segunda instancia se evaluó -en la jornada de la tarde- la programación parroquial 2019 de cada parroquia y cerraron con la propuesta de la programación 2020 de cada parroquia.

Objetivos claros

Comentó el padre Luis Núñez que el trabajo del equipo Diocesano de Animación Pastoral (EDAP) se realiza a través de la promoción, animación y acompañamiento a las comisiones diocesanas y Equipos Parroquiales de Animación Pastoral (EPAP). 

Asegura que esto favorece e impulsa el logro de los objetivos de cada fase y el Plan Pastoral se realice de manera dinámica.

Las funciones del EDAP, iniciaron en el 2015 con la ejecución del Plan Arquidiocesano de Pastoral.

Trabajo en equipo

Como resultado de este trabajo en equipo, los participantes identificaron las prioridades y los retos.

El mayor reto es que la feligresía participe más en la vida pastoral de su parroquia, con un mayor compromiso que lleve a una verdadera comunidad que camina en la fe y en la esperanza.

Aunque con algún grado de dificultad, se avanza en la realización de jornadas de evangelización en las comunidades. Según el Vicario de Pastoral es algo que ha costado mucho en algunas comunidades por cuestiones de seguridad y reconoció que se debe también a la falta de más feligreses que se involucren n las misiones.

La Pastoral Juvenil sigue siendo un reto para nuestra Iglesia , la cual debe proporcionarles espacios de reflexión y formación para que puedan llegar a un mayor compromiso con la Iglesia y con el mundo.

Artículo anterior

Subsidios a la pobreza: círculo vicioso o virtuoso?

Siguiente artículo

Enfrentando el vacio existencial