Uncategorized

Subsidios a la pobreza: círculo vicioso o virtuoso?

Las llamadas transferencias monetarias condicionadas (TMC): Beca universal, 120 a los 65, Ángel guardián, Red de oportunidades y otras fueron pensadas para responder a una situación de emergencia nacional, y sobre todo, a la crítica internacional sobre los altos niveles de pobreza de “un país tan rico, pero con gente tan pobre”.

Después de casi 15 años o más de su implementación, cuál es el resultado de estas transferencias de dinero condicionadas a que la población en situación de pobreza cumpla con requisitos de vacunación, asistencia escolar, y otros? ¿Ha salido de la pobreza esta población panameña?

Lo que sí podemos afirmar es que los indicadores internacionales de pobreza, los números fríos indican que ha habido una disminución del número de pobres, según los criterios monetarios que se utilizan para la medición.

La pobreza y la pobreza extrema en Panamá aumentarían un 3.5% si no se produjeran estas transferencias. Según el BID, la pobreza y la pobreza extrema aumentaría en un 3.5% sin estas TMC. Según datos del MEF usando la metodología de pobreza multidimensional (índice compuesto por factores como educación, salud, vivienda, servicios, etc), casi el 20% de nuestra población vive en pobreza multidimensional, es decir, un millón de panameños no tienen acceso a lo básico para vivir.

Artículo anterior

Siguen firmes en las atención a los más necesitados

Siguiente artículo

Asamblea evalúa el camino trazado