Uncategorized

Catequistas se renuevan

En el  marco del  tiempo Pascual, la  Cuasiparroquia  Virgen  de  Lourdes, realizó  en  la  comunidad  de  Cerro  Gordo  de  Cañaveral  su  retiro  de  Catequistas  con el  objetivo de reflexionar en la importancia de alimentarnos de la Palabra de Dios y de la Eucaristía, que  es la mayor fuerza, nutriéndose de este doble banquete.

El silencio propio del lugar y el contacto con la naturaleza, se prestaron para tener una experiencia de oración, reflexión y encuentro con ellos mismos, con los otros y con Dios.

Fue una invitación a que esta experiencia que viven, que es un tesoro, pueda ser llevada y trasmitida a sus propias comunidades, en un efecto multiplicador de la nueva catequesis.

La expositora fue Sor Francisca Rodríguez, de la congregación Oblatas al Divino  Amor, quien motivó a los participantes a que se sientan servidores de la Palabra de Dios, que frecuenen esta Palabra diariamente para hacer de ella su alimento y participarla con los demás con eficacia y credibilidad.

El  párroco  Genaro Gil, manifestó su  agradecimiento  y  cercanía  a  todos  los  participantes, «es necesario que el catequista entienda, el gran desafío al que se enfrenta para educar en la fe, en primer lugar a aquellos que tienen una identidad cristiana débil y, por esta razón, necesitan proximidad, acogida, paciencia, amistad», dijo Gil.

Moisés Chacón, es un catequista que dio su testimonio de más de 20 años de acompañar a los jóvenes de confirmación, con quienes ha vivido momentos muy  maravilloso.

Artículo anterior

Jóvenes confirman su fe, evangelizando

Siguiente artículo

Nuevas normas contra abusos